top of page

Amor en tiempos revueltos

Lucas Pérez paga medio millón de su bolsillo para descender dos categorías y jugar en el equipo de su vida, el Deportivo

Dicen que el amor todo lo puede y para Lucas vaya si lo ha hecho. Parece mentira que, en una sociedad cada vez más mediatizada y un fútbol convertido en negocio, sigan existiendo historias tan bonitas como esta.


No cualquiera estaría dispuesto a renunciar a la máxima categoría del fútbol español, con el sacrificio que eso conlleva, para jugar en el equipo de su corazón e intentar devolverlo a donde se merece. Por ello, no habrá, muy probablemente, nadie sobre la faz de la Tierra que sea más querido, en estos momentos, como Lucas Pérez lo es para los aficionados del Deportivo de la Coruña.


El gallego volvió a España, tras rescindir su contrato con el West Ham, en agosto de 2021 para reforzar la delantera del Elche, sin embargo, solo cinco meses después recaló en el Cádiz. Con el equipo gaditano acordó un contrato de un año y medio. El objetivo era claro, ayudar a conseguir la permanencia. Contribuyó a ella y, además, fue el héroe de la victoria del conjunto amarillo, por primera vez en su historia, ante el Barça en el Camp Nou.


De Lucas se podrán decir muchas cosas, pero, nunca, que no es un buen profesional. El gallego ha estado comprometido con los cadistas hasta el último día en el Nuevo Mirandilla. De hecho, hace solo unos días volvió a ser diferencial para su equipo en un partido en el que, a pesar de partir como suplente, metió el gol del empate que le permite al Cádiz sumar un punto y seguir en la pelea por la permanencia.


Todo parecía indicar que el delantero continuaría en las filas amarillas, aunque, su entrenador no lo tenía tan claro. Tras el reciente partido ante el Almería, Sergio González dejaba unas declaraciones un poco inciertas sobre el futuro de su jugador: “Estamos intentando convencerle, no sé lo que va a pasar, pero es verdad que es una situación que está abierta para las dos opciones. No sé cuál es el tanto por ciento de que esté aquí o esté fuera, pero para nosotros sería una pérdida importante porque es un futbolista diferencial”.


Finalmente, la situación ha terminado con Lucas volviendo al equipo de su ciudad y el Cádiz recuperando la inversión de un millón de euros que pagó por él. Ha aprovechado su cuenta de Twitter para despedirse del Cádiz con unas elegantes palabras: “Quiero agradecer a la afición, al club y a la ciudad el cariño que me habéis mostrado en este tiempo”.


El ya jugador blanquiazul regresa a su ciudad natal para cumplir un sueño, quizás, distinto al que tuvo cuando empezó. Asegura haber cumplido el sueño de jugar en primera con el Dépor, pero, ahora quiere devolverlo al fútbol profesional y poder retirarse en él: “Volver a mi casa, poder retirarme donde quiero hacerlo. El deseo que tiene todo el mundo es el de volver a ver al Dépor en el fútbol profesional, y vamos a luchar con todo para volver a donde queremos”.


Lamentablemente, el tercero en discordia en todo esto es el Cádiz. Pocas ventajas tiene la marcha de Lucas Pérez, en todo caso, no perder el esfuerzo económico realizado por él, por ser positivos. Los gaditanos pierden a su máximo goleador en Liga y no es que haya muchas opciones que estén dando mejores resultados.


Parece ser que el conjunto amarillo ya peina el mercado en busca de un repuesto de garantías y, una de las opciones, sería Loren Morón. El marbellí, jugador del Real Betis, no está contando para Pellegrini y podría tener las puertas abiertas para recalar en la Tacita de Plata.


Veremos cómo termina la historia para un Cádiz que necesita, urgentemente, garantías para salir del descenso y certificar, otro año más, su estancia en primera. El final feliz se lo lleva el Deportivo, que no solo va a contar con una figura muy querida, sino también con un efectivo de lujo para luchar por volver al fútbol profesional.


Lucas Pérez en un entreno con el Cádiz. Fuente: La opinión A Coruña

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Los comentarios se han desactivado.
bottom of page