top of page

Blanca Paloma representará a España en Eurovisión 2023

Ha sido seleccionada el pasado sábado en la final del Benidorm Fest

El pasado 4 de febrero, Chanel le dio el micrófono de bronce a Blanca Paloma, quien se alzaba con la victoria del Benidorm Fest -tras quedar cuarta el año pasado con Secreto de agua- lo que significa que viajará a Liverpool para representar a España en el próximo certámen de Eurovisión. Su Eaea pasó desapercibido en un principio en el que destacaban Mi familia de Fusa Nocta y Nochentera de Vicco. Sin embargo, tras la primera y segunda semifinal acontecidas el 31 de marzo y el 2 de febrero respectivamente, la ilicitana se posicionaba como favorita a ganar el festival.


La canción de la ganadora iba dedicada a su “Yaya Carmen”, tal y como hace referencia la artista, de quien ha heredado la raíz y el amor por el flamenco, esencial en su candidatura. La puesta en escena recreaba lo que su equipo técnico ha descrito como un trance, una invocación de las ancestras de las mujeres que defienden la canción en el escenario. Marcada por colores rojos, la puesta en escena giraba alrededor de un círculo de flecos que representaban a la abuela de Blanca Paloma y establecía su zona segura y de confort para acabar saliendo de ella con fuerza. Finalmente, la actuación la enmarcó una inmejorable actuación vocal pese a su dificultad técnica.


Actuación de Blanca Paloma. Fuente: RTVE

A los finalistas los valoraban tanto un jurado -que, con Nina como portavoz, contaba con tres jurados nacionales y 5 internacionales- que tenía en sus manos el 50% de la decisión, como el público tanto demoscópico (25%) como en forma de televoto a través de SMS y llamadas telefónicas (el 25% restante). La única participante capaz de superar a la ganadora fue Vicco en el demoscópico, pues tanto el jurado como el televoto le dieron la máxima puntuación a Blanca Paloma. Todo dio lugar a la victoria de Eaea, con más de 20 puntos de diferencia con el segundo clasificado, Agoney, que se quedó con 145 puntos.


Resultados del jurado, demoscópico y televoto respectivamente. Fuente: Eurovisionario

La propuesta de Agoney, Quiero arder, era una canción que reivindicaba la fuerza del artista, que tras ser lanzado tantas veces al “infierno” del hate, se ha empoderado y ahora es él quien “en el infierno quiere arder”. La puesta en escena estaba marcada por colores rojos y baile en los estribillos. Lo más comentado de su puesta en escena es el momento en el que Agoney con sus bailarines hacen referencia a La Piedad de Miguel Ángel y posan tal y como la escultura. Su actuación también fue muy bien valorada. Pese a no haber ganado, el canario obtuvo la segunda mejor puntuación del jurado y del televoto y la tercera mejor del demoscópico.


Actuación de Agoney. Fuente: RTVE

En tercer lugar quedó la apuesta ochentera de Vicco, Nochentera. La puesta en escena recreaba una fiesta tal y como la canción describe y la iluminación recordaba mucho a la música de los años 80 que se hacía referencia en la letra. La actuación convenció tanto al jurado como al televoto, consiguiendo un tercer puesto en ambos, pero tuvo un especial reconocimiento en el demoscópico, como ya comentamos anteriormente, pues se llevó la máxima puntuación. Sin embargo, el tercer puesto le ha sabido a la artista como una victoria, pues su canción ha sido la más escuchada de todas las participantes. De hecho, Vicco ha destacado que incluso Iker Casillas se ha hecho eco de ella.


Actuación de Vicco. Fuente: RTVE

Finalmente, cerraba la clasificación en el último lugar Fusa Nocta, que pese a que su canción se posicionó como la favorita del fandom antes del certámen, su puesta en escena únicamente logró darle el pase a la final. Protagonizada por un canto llamativamente flojo, la actuación no convenció a los seguidores que esperaban una puesta en escena mucho más fuerte.


Actuación de Fusa Nocta. Fuente: RTVE



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


コメント機能がオフになっています。
bottom of page