top of page

Contra la espada y la pared

Actualizado: 28 ene 2023

Dani Alves es detenido por una supuesta violación a una chica en la noche del 30 de diciembre

Hace poco más de doce días, en concreto, el trece de enero, la jueza titular del Juzgado número 15 de Barcelona decretó la entrada en prisión provisional, y sin fianza, de Dani Alves. Esta decisión se concretó después de las declaraciones de una joven de 23 años que afirmaba tajantemente haber sido violada por el brasileño en la noche del 30 al 31 de diciembre del año pasado.


Dani Alves, a sus 39 años, era uno de los futbolistas más exitosos de la historia del deporte rey. El brasileño ha ganado hasta 45 títulos en toda su carrera y entre los que se encuentran algunos muy prestigiosos como pueden ser 3 Champions, 6 Ligas, 2 Copa América o 5 Copas del Rey. Incluso fue medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.


Sin embargo, los valores están por encima de todo éxito. Con todo por concretar, el ya exjugador de Pumas se encuentra con todo en contra y, por el momento, está pasando sus días en la prisión de Brians 1. La cronología de los lamentables hechos son los siguientes:


La noche del 30 de diciembre la joven de 23 años, y presunta víctima, acudió, junto a varios amigos, a la discoteca Sutton, de Barcelona. Sobre las 4:30 horas fue invitada, con dos amigos, a una Sala VIP dentro de la discoteca. Allí se encontraba Alves, quién la invitó a una copa e intentó forzarla.


Acto seguido, y ante lo que la chica creía que era una sala contigua, el brasileño le hizo señas para que la acompañase. El lugar al que el lateral la había conducido era un baño de pequeñas dimensiones donde fue sometida violentamente. Según la versión de la joven, Dani la tiró al suelo para que le practicara una felación y, acto seguido, la agarró y la penetró vaginalmente.


Aproximadamente, 15 minutos después, la chica salió del baño, se reunió con sus amigos y acudió al Hospital Clinic de Barcelona para que le hicieran un examen médico. El 2 de enero, se produjo la pertinente denuncia junto con el parte médico en el que se recogían restos biológicos en la vagina de la chica y síntomas de haber sido sometida a una agresión. Aportó también la ropa que llevó esa noche y, además, varios testigos corroboraron la declaración.


En el momento de la denuncia, el lateral se encontraba en México concentrado con su equipo, Pumas, del cual ya ha sido despedido. No obstante, los Mossos D´Esquadra acordaron con él su puesta, voluntaria, a disposición de la policía. Este entramado se hizo a sabiendas de que Alves volaría a España por el fallecimiento de su suegra y, según fuentes de la investigación, ocultándole la gravedad de las acusaciones vertidas sobre él.


Tras su detención, el exjugador declaró que no conocía de nada a la víctima, aunque las cámaras de la discoteca ponían en duda su defensa. De hecho, todas las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad coinciden con la versión de la chica. En ellas, se puede observar como Alves la había perseguido hasta conseguir llevarla al aseo donde pasaron alrededor de 15 minutos.


A pesar de su primera versión, el brasileño dio hasta dos más. En primer lugar, dijo que sí conocía a la chica aunque no habían mantenido relaciones. Finalmente, confesó el encuentro sexual aunque alegó que fue consentido siendo la víctima quien lo buscó a él.

Ahora, Dani Alves quiere dar una cuarta versión, lo cual le puede llevar a un delito de falso testimonio ya que ha dado cuatro versiones distintas. Incluso ha cambiado de abogado, debido a que la anterior no era experta en derecho penal.


En contra del brasileño está la versión de la víctima, tajante y sin incongruencias, las grabaciones de las cámaras de seguridad de Sutton, los testigos presentes en dicha noche e incluso, que la propia afectada ha rechazado una indemnización ya que lo único que quiere es que se haga justicia por ello.


Dani Alves vistiendo saludando a la afición de Pumas de la UNAM. Fuente: Estadio Deportivo

Todo está por resolver, pero cada día que pasa aumentan las posibilidades de que Alves vea truncado el final de su carrera y su vida por un acto deplorable. Hasta la fecha, se encuentra en prisión provisional y sin fianza por riesgo de fuga. Además, no está llevando sus primeros días en la cárcel puesto que se encuentra muy mal anímicamente y sin apetito. Nada de esto es excusa porque ha podido arruinar la vida de una persona, más de lo que lo ha hecho y, por tanto, deberá pagar por ello si todo ocurrió tal y como aparenta.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Los comentarios se han desactivado.
bottom of page