top of page

Crítica de Pobres Criaturas: ¿feminista o fantasía masculina?

El filme de Giórgos Lánthimos causa polémica por su argumento sobre la libertad sexual de las mujeres



En un Londres victoriano Bella Baxter (Emma Stone) vive junto a su padre, un profesor y médico forense de la universidad. Este argumento podría dar pensar que es otra película de época cualquiera, pero en el momento en el que un pollo con cabeza de cerdo o una cabra con cabeza de pato aparecen en la pantalla, la idea de la película da un vuelco en la cabeza de los espectadores.


Con una fotografía en blanco y negro y un ratio de 3:4 se nos presenta la vida de Bella, con la apariencia de una mujer de veinte años pero la mentalidad de una niña de cinco. Bella recorre la casa descalza, tiene rabietas y aprende a comer ante la mirada de su padre el doctor Godwin Baxter (Willem Dafoe) y su ayudante Max McCandles (Ramy Youssef), el cual anota y estudia su progreso psicológico.




Bella Baxter en la mansión del doctor junto a una de sus mascotas híbridas. Fuente: Company3


Hasta aquí el filme se podría calificar de fantasioso y cómico, una de esas películas para pasar el rato. Pero según avanza, descubrimos las personalidades de los personajes y cuáles son sus verdaderas intenciones. Uno de los puntos claves de la película es cuando Duncan Wedderburn (Mark Ruffalo) descubre a Bella y la convence para que le acompañe a una aventura por Lisboa. En este punto es cuando la película realmente arranca, los colores explotan en la pantalla y comienza la polémica.


Durante esta aventura observamos como Duncan y Bella mantienen relaciones durante gran parte de su estancia, algo que se podría considerar como un elemento frecuente en una película con una clasificación de edad +16, hasta que recordamos que Bella, aunque tiene el cuerpo de una mujer de veinte años, sigue teniendo la mentalidad de una de cinco. Algo que algunos plantean como una crítica a la forma en la que las niñas son forzadas a sexualizarse de manera muy temprana, pero que otros han observado como una "fantasía masculina" para el disfrute de unos pocos. Esta segunda figura se puede ver reflejada en Duncan, el cual ve a Bella como una "mujer" única y perfecta para él, sin sentido de la vergüenza y con una mente abierta a las diferentes situaciones que ocurren. Sin embargo, Duncan acaba por intentar censurar a Bella y su anhelo de libertad y curiosidad secuestrándola y engañándola para que se comporte como él quiere.



Bella y Duncan en el crucero por el Mediterráneo. Fuente: Elle


Otro momento de inflexión de opiniones se produce en París, en donde, tras un acto de bondad e inocencia por parte de Bella, la pareja protagonista se queda estancada y sin dinero. Para intentar solventar esta situación, Bella entra en un burdel y decide ofrecer su cuerpo a cambio de dinero para poder comer, pero ésta justifica su decisión diciendo que así le servirá de "experiencia". En este punto de la película, la protagonista ha evolucionado de su perspectiva inocente a una más realista, pero aún conserva algunos matices de ingenuidad a la hora de tomar decisiones, ya que su mentalidad, la cual era de una niña pequeña, ha tenido un leve progreso. En las diversas escenas que suceden en este ambiente, la narrativa se agarra al argumento de que Bella lo hace voluntariamente y con intención de explorar las posibilidades que le ofrecen distintos hombres. Sin embargo, no hay que olvidar que la razón principal por la que Bella está en estas situaciones es porque necesita un sustento para mantenerse y poder comer, convirtiéndola en prisionera de su supuesta libertad sexual.


Este es el punto más polémico que la película ha suscitado entre sus espectadores, divididos entre la fascinación y la repugnancia. ¿Son feministas los actos que lleva a cabo Bella y se muestran en pantalla o son una fantasía masculina que únicamente benefician visualmente al espectador? El principal problema es que esta obra nunca se ha promocionado como feminista, ha sido la propia audiencia quien la ha dado ese calificativo. El equipo de producción ofrecía una experiencia visual única, lo cual ha cumplido, pero no hablaba directamente del contenido sexual del filme. Sin embargo, el hecho de que esto haya sucedido no es ninguna sorpresa, ya que la película da pie a una gran variedad de temas de discusión, pero es algo decepcionante que el público haya decidido enfocarse únicamente en la supuesta libertad sexual de la protagonista, donde, en mi opinión, no la hay demasiado.


Finalmente, tras múltiples escenas donde Bella descubre el mundo que la rodea y el que en "otra vida" le rodeaba, podemos ser testigos de varios giros de guión. Una vez que Bella vuelve a Londres, observamos a una Bella madura, con sentido de la razón y la suficiente consciencia de tomar sus propias decisiones. La vemos en el papel de cabeza de su extraña familia y nos dan a entender el futuro tranquilo y ordinario que la espera en un mundo más que extraordinario.


En una opinión un tanto más personal, he de decir que yo no tuve la necesidad de salirme de la sala de cine como muchos afirmaban, pero sí tuve la sensación de que había sido engañada cuando los espectadores clasificaban esta película como feminista cuando no lo era, y, en mi opinión, tampoco pretendía serlo. Hubiera sido mucho más interesante si el público se hubiese fijado en la perspectiva filosófica de la película, como el ser humano evoluciona, se encuentra con diversas situaciones y sus reacciones a ellas, que únicamente los aspectos sexuales. Aún así comparto mi fascinación por la fotografía de la película, la creación de estos escenarios tan diversos y bizarros, y sobretodo por el trabajo del diseño de vestuario porque realmente sobresale de forma indiscutible frente a la narración controvertida que puede llegar a tener la película. La mezcla entre trajes victorianos, las mangas abullonadas como protagonistas y la variedad de colores y planteamientos de los diferentes atuendos, hacen que los amantes de la moda tengan una experiencia visual fascinante.


La película has sido nominada a once óscars y se espera que ganen muchos de ellos, sobretodo por parte de la protagonista Emma Stone. Por lo que solo queda esperar al domingo 10 para ver cómo los académicos han recibido esta controvertida película.




Fotograma de la escena inspirada en Alejandría. Fuente: Searchlight Pictures.




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page