top of page

Cruz Cafuné y la forja de una obra maestra

Cruz Cafuné se hizo un hueco en el mainstream con hits como Mi Casa o Contando Lunares, pero nos mostró su verdadero objetivo con su primer álbum: Maracucho Bueno Muere Chiquito

El rapero canario se ha ganado su lugar entre los grandes del rap español en el último lustro gracias a sus sorprendentes trabajos, que han supuesto una renovación para el Hip Hop en nuestro país y una prueba de la fuerza que tienen los artistas en las Islas Canarias. Pese a haber lanzado varios singles en solitario y tener recorrido previo con su grupo BNMP, la carrera en solitario de Cruz Cafuné arranca realmente con su disco Maracucho Bueno Muere Chiquito. Durante el ciclo de entrevistas “Relatos Sonoros” que organizó Imagin a finales de 2021, el rapero Cruz Cafuné habló sobre lo que supuso que su primer gran disco fuese un álbum conceptual, que requería escucharlo de principio a fin para comprender la idea en su totalidad. En palabras del artista:

“Me dolió un poco que cuando salió el álbum la gente no entendía lo que yo quería decir, pero eso también es culpa mía por ser tan pedante y pretender que la gente escuchase un álbum entero en 2018”

Cruz Cafuné siendo entrevistado en Imagin café. Fuente: ImaginCafé

En un momento en el que todo el panorama musical estaba plagado de productos, Cruzzi decidió regalarnos una obra de arte. Como bien introdujo él mismo en el primer capítulo de la serie documental Norte, Sur, Este, Oeste, la idea era hacer un disco de la isla para la isla. El álbum habla de un chico como puede ser cualquiera de su grupo de amigos de Tenerife. Habla de una generación a la que se le dijo desde el principio que era la mejor preparada y que venían a cambiar las cosas. Estas promesas de bonanza acabaron siendo mentira porque realmente era una generación que venía de la droga de los noventa y de la burbuja inmobiliaria que marcó a todo el país. Una generación que, a pesar de hacer lo que debían, no consiguieron todo lo que se les prometió y se vieron obligados a tomar otras vías y repetir errores del pasado.


Su disco MBMC parte de este concepto tan potente y se atreve a hacerse preguntas y tratar temas como la ambigüedad del bien y el mal. ¿Es lícito usar la violencia? ¿Las personas buenas desobedecen leyes malas? El disco es la historia de un chaval desorientado pidiendo ayuda de la única forma que sabe. Por eso abre con la canción que da nombre al álbum, que cuenta con un primer minuto de rap góspel cristiano en el que Cruzzi le dedica una oración a Dios, para luego cortar de forma abrupta y cambiar el tono al “gangsta rap”. Aquí reside parte del problema a la hora de comprender este disco, y es que si alguien escucha canciones sueltas como Forbes o Tokyo Drift pensará que está ante un proyecto de rap gangsta y que es un chaval vacilando sobre coches, drogas y mujeres; cuando no puede haber una interpretación más errónea. En contraparte a estos temas, hay baladas y canciones más reflexivas que muestran que este álbum va sobre la autocrítica: es una lucha contra los demonios internos y un intento por salir a flote y ser buena persona en un entorno que se empeña en enterrarte en cal.


Como se puede ver en el primer tema, la religión es un tema con mucha fuerza en el álbum, y por eso lo usan para abrir y cerrar y está presente hasta en la portada con la sangre recordándonos a la corona de espino de Cristo. Sin embargo, en el segundo track, Te enamoraste de un G, pasa a hablar de amor. Esto tiene más relación de lo que parece, y es que Cruz Cafuné entiende la religión como una forma de amor, de hacer lo correcto y de mirar por los demás, alejado completamente de los dogmas católicos, como se puede ver en su filosofía de vida. Así uno de los ejes que articula el disco acaba siendo la dificultad para elegir el amor cuando se está rodeado de odio. En temas como Coquito La Pieza, o De Ayer Para Hoy nos empieza a mostrar que el estilo de vida criminal del que habla en Forbes le está impidiendo amar a la chica que le gusta como realmente querría, deseo que manifiesta en Cuenta Conmigo.


Una luz iluminando parcialmente la cara de Cruzzi en el videoclip de "Maracucho Bueno / Muere Chiquito". Fuente: Canal de Youtube de Cruz Cafuné

Al final o al principio de casi todas las canciones hay audios de amigos, familiares, o su novia, que de algún modo recogen los temas de las letras e hilan para ir estructurando la narrativa. Esta idea está cogida directamente de Kendrick Lamar y su disco good kid, m.A.A.d city, del cual coge muchísima inspiración. Cruzzi no esconde la influencia del hip hop americano e incluso le hace un homenaje a Lil Wayne y su canción A milli, con su versión casi paródica a modo de interludio: Un Fleje.


En la segunda mitad del disco se ve como se mete de lleno en esta vida criminal y como esto le acaba pasando factura llegando al punto de que acaba detenido. El estilo de vida le consume y acaba jugando a ser “un golfo” (como él dice), en vez de ser el buen chico que sabe que es. Al final de la canción Único hay un audio de su chica (Coquito) en el que le da un ultimátum debido a su estilo de vida. Esto supone un punto de inflexión para el personaje y nos lleva a No Hay Perdón, canción en la que acepta que su comportamiento no ha sido el adecuado y le ha llevado a perder a quien quería, por eso pide a Dios que le mande una señal para saber si todavía tiene una oportunidad, aunque no recibe respuesta y esto supone su muerte metafórica, la muerte (chiquita) de un maracucho bueno.


Así se cierra el mejor álbum que ha parido el rap español. Un proyecto denso, autoconsciente y reflexivo, que cuenta con un sonido sublime y variado que toca muchos géneros gracias a las producciones de maestros como Dano o Choclock y que rezuma influencia de grandes artistas como los ya mencionados Kendrick Lamar, Lil Wayne o incluso The Weeknd. Un disco cuya belleza radica en su imperfección y en el cariño que se le puso, el debut de uno de los artistas más talentosos y versátiles de la escena actual. En definitiva, una obra maestra que puso a Tenerife en el mapa musical mainstream y que a día de hoy se mantiene fresco como el primer día, nos quitamos el sombrero ante el maracucho.




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Komentarze


Komentowanie zostało wyłączone.
bottom of page