top of page

Del jaque mate al resurgir: Pedro Sánchez ante el 23J como su última oportunidad

Claves políticas en el adelanto de las elecciones generales que la convierten en una auténtica obra maestra

Pedro Sánchez, esquinado, desprotegido y a un solo movimiento del jaque mate. Ante nosotros, señoras y señores, un tablero repleto de piezas azules y una dama amenazante que solo permite al rey rojo retrasar lo inevitable. Pero… ¿y si se puede forzar un rey ahogado? … ¿una coronación al filo del tablero quizás? Aunque todo sea cálculo, los dos jugadores son maestros de este bello arte y todo se limita a ruido, ruido y más ruido.


¿Cómo de una jugada a otra ese rey esquinado y desnudo ante la adversidad da la vuelta al tablero? ¿Cómo pasamos de ver todo un tablero en el que no hay blancas, negras o rojas sino simplemente azul; a un auténtico toma y daca de piezas en el que cada movimiento responde a un cálculo milimétrico?


Rey rojo rodeado de piezas azules. FUENTE: DALL·E

¿Es el miedo realmente miedo? ¿O es una coraza de hierro asestada tras varios golpes a la que le queda un último suspiro de vida? Dejando de lado todas estas cábalas, es inevitable centrarse en el desalojo masivo de barones autonómicos y Ayuntamientos socialistas a cuenta del volantazo a la derecha que ha dejado esta jornada electoral. Este fenómeno supuso un vuelco en los planes de Moncloa, ya que todas y cada una de las campañas del PSOE fueron tejidas y mimadas desde el palacio presidencial. Entonces… ¿es culpa de Pedro Sánchez? ¿responde el adelanto de las generales al temor o de lo contrario, es un último as oculto bajo la manga socialista?


Para los ojos de muchos de nosotros esto supone “una buena faena”, veranito, sol y playa que se convierten en debate, papeleta y habladuría. Bueno, sin mentar que muchos pensarán que este adelanto de elecciones es pánico o que Pedro Sánchez está acabado. Permítanme estimados lectores diferir de esta postura, estamos ante una jugada que trasciende del tablero, escapa a nuestro entendimiento y que sobre todo nos ha dejado a todos ojipláticos. Déjenme discrepar sobre la aparente pena, ternura y sentimiento de derrota de nuestro señor Presidente y de su formación política.


¿Acaso conciben la creencia popular de que Pedro Sánchez cae siempre de pie como pura fortuna? ¿No piensan que todos los barones socialistas derrotados tras el 28M solo pensaban en colgarle una diana en la espalda a su secretario general? ¿Y ese ruido de azul, azul, azul o socialistas perdedores? ¿Dónde queda ahora? Les recomiendo que rememoren esa histórica noche, pero no por los datos o caras de políticos, sino a ustedes viendo stories de Instagram o los titulares de los periódicos. Coincidirán en que únicamente se hablaba de Pedro Sánchez, pero... ¿no habían arrasado los derechistas? Sin mencionar que el malo de la película parece ya no ser tan malo y que sus críticos han hecho piña en torno a él. ¿No será porque el adelanto de elecciones les ata de pies y manos?


Pedro Sánchez y barones autonómicos. FUENTE: El Diario

Se dice que el desgaste socialista responde a sus socios de Gobierno, principal baza en la campaña del grupo Popular, ¿creen ustedes qué los pactos de aquí a julio entre VOX y PP van a ser coser y cantar? Esperen un segundo, los gobiernos resultantes del 28M se comenzarán a constituir a escaso medio mes del inicio de campaña. No sería descabellado pensar en cómo esto afectará al proceso de las Generales.


Un momento, un momento ¿qué pasa el nueve de junio? ¿No era esa la fecha límite para oficializar las coaliciones? Entonces, podríamos deducir que la otra alternativa con peso en la izquierda, Sumar y Podemos, tienen tan solo nueve días para unificar proyectos, listas, programas y estrategias. Cabe destacar que estas agrupaciones llevan meses negociando y que ahora cuentan con horas para cerrar un acuerdo.


¿Podría ser beneficioso para Pedro Sánchez ser la única alternativa sólida en la izquierda? La respuesta es unívoca y categórica, sí. Estas elecciones han demostrado que la izquierda está totalmente desarticulada, que no es capaz de movilizar como antaño y que el voto más a la izquierda del PSOE es una amalgama. Es por ello por lo que dejar con tan solo nueve días a estos sectores del espectro político es demoler todas sus propuestas y presentar a Pedro Sánchez como el voto útil, el garante del Estado Social y el salvador de las clases más humildes.


Pedro Sánchez en una comparecencia. FUENTE: El Mundo

Convertir a Pedro Sánchez en el mal menor ante sus electores y los simpatizantes de izquierda le puede hacer contrarrestar las tendencias derechistas, pero no será suficiente, ya que para ganar hará falta algo más. Ese extra puede ser la Presidencia de la Unión Europea en manos de Sánchez que causalmente inicia el primero de julio.


Otro aspecto fundamental podría ser la inconsistencia de Ciudadanos por acaparar el voto de centro en estas elecciones. Deberíamos subrayar que, de acuerdo con los barómetros del CIS, en torno al 25 % de los españoles se identifican como votantes de centro. Por lo que, si los Socialistas se asientan cómodos en la izquierda, sin ningún contrincante de peso, podrán acercar posturas al centro para ensanchar sus bases y cortar el trasvase de este tipo de votante a las formaciones de derecha.


Se dan cuenta, hemos pasado de hablar del dominio territorial del PP a las Generales, de Sumar al PSOE, de dónde formarán Gobierno la derecha a qué efectos negativos acarrearán sus negociaciones y de ver a Sánchez como hombre muerto y mirado con recelo por sus compañeros a la única figura que puede unificar la izquierda. ¿Cuál era la alternativa? Seis meses de críticas y palos mientras Sumar se articulaba, PP y VOX llegaban a consenso y Sánchez salía escaldado. Señoras y señores esto es un rey esquinado que acaba de reventar el tablero. Simplemente una obra de arte.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page