top of page

Duki destroza la acústica del Bernabéu

Si hablamos de escalones, hace tiempo que Duki pasó el quinto. El rapero argentino pone el Hip-Hop en el lugar que merece al comienzo de su gira europea en el Santiago Bernabéu.


Escrito por Daniel Curbelo.


Ya no es sorpresa que los raperos hagan sold outs, pero que Duki llene un estadio de 65.000 personas en un país que no es el suyo supone un gran paso para el Hip-Hop hispanohablante. Este comienzo del “A.D.A Tour” en Madrid lleva detrás una organización enorme por parte del equipo de Dale Play, que ya el día 6 celebró una rueda de prensa al más puro estilo "Champions League", donde los medios acribillaron al artista argentino con preguntas referentes a su velada del sábado.


El comienzo del día para los asistentes fue complicado, ya que desde temprano la lluvia y los truenos acompañaron a las personas que llevaban horas haciendo cola. Ya con el suelo exterior del Santiago Bernabéu encharcado, a las 6:30 se abrieron las puertas de un estadio vestido de gala para la coronación de Duki como el primer rapero en firmar una fecha en la casa del Real Madrid. A falta de un telonero, el evento comenzó a las 9:30 con Duki entrando con “Rockstar” junto a su banda de rock liderada por Yesan, el hombre multiusos, que también participó en el evento con sus sintetizadores y sus segundas voces como refuerzo para el argentino.


Una gran noche tiene enormes invitados, y el primero fue el argentino Rei, que salió a cantar “Pininfarina”. Se notó la ausencia del madrileño Sticky que, por motivos que desconocemos, no salió a cantar “Piensa en Mí” con Duki en el estadio más grande de su ciudad. La siguiente invitada fue la reina del rey, Emilia, que entró en escena para cantar el viral “Como Si No Importara”, aunque fue complicado de escuchar entre la nefasta acústica del recinto y los gritos de los fans.


La siguiente invitada fue Nicki Nicole, que se subió a la tarima para cantar “YaMeFui”. Le siguió el que fue considerado el príncipe del trap en su momento, Lucho SSJ, para cantar “01 dE ENEro” y abrir la tira de canciones de “A.D.A”. Ahora llegamos sin duda a uno de los mejores momentos de la noche. La entrada del canario West Dubai para cantar “cONTRA><Mi” enloqueció a los asistentes y consagró una vez más al rapero de las islas como uno de los artistas españoles con más presencia en el escenario, además de ser uno de los mejores vestidos pues, salvo Emilia, la vestimenta del resto de los colaboradores y del propio Duki fue bastante pobre. Jhayco sirvió en bandeja una de las mayores sorpresas de la noche, apareciendo en el Bernabéu sin que nadie lo esperara, como Joselu en las grandes noches de fútbol. Al ritmo de “RoCKSTAR 2.0”, que se reprodujo dos veces seguidas, los pogos se masificaron. El argentino C.R.O también puso su granito de arena en el show y los vampiros salieron a cazar al ritmo de “Hijo de la Noche” y “hARAkiRi”, que acabó transicionando al remix de Zecca y haciendo saltar a los asistentes.


Duki, Nicki Nicole y Bizarrap. Fuente: La Nación

El boom bap también tuvo cabida con la interpretación de “Lost Tape” a capela y con la aparición del legendario Dano y su “Santo Grial”, siendo sin duda uno de los momentos más especiales de toda la velada para los amantes del rap español. Duki siguió cantando hits acompañado de su banda como “Hello Cotto”, “Además de Mí”, “Si Te Sentís Sola” o “Goteo” hasta la entrada del siempre carismático YSY A, que interpretó “No da Más” de su más reciente proyecto de electrónica. Llegó por fin el momento más esperado de la noche, y es que YSY se mantuvo en tarima para que apareciese el integrante que faltaba de Modo Diablo: Neo Pistea. Juntos interpretaron la Santa Trinidad, más conocida como “Quavo”, “Trap ‘N Export” y “Vuelta a la Luna - Remix” en uno de los momentos más vibrantes de la noche.


Sin embargo, la sorpresa fue la reproducción del clásico “No Me Llores”, interpretada en directo por primera vez. El último artista invitado fue Bizarrap, que subió al escenario para acompañar a Duki en “Malbec” y la sesión que tienen juntos. Finalmente, el trapero argentino cerraría la noche con dos de sus mayores hits: “Givenchy” y el archiconocido “She Don’t Give a Fo”.


La velada del pasado sábado refuerza que el Hip-Hop hispanohablante ha dejado de ser aquel género tan mal visto y se está convirtiendo en una máquina de llenar estadios tanto en Latinoamérica como en España. Una vez más, la escena argentina vuelve a ser pionera y cuelga el cartel de "sold out" en



todo un Santiago Bernabéu con sus principales referentes acompañando a Duki en una noche que servirá como precedente para aquellos promotores que siguen sin confiar en el potencial de ventas del rap.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page