top of page

El éxito de lo cañí

Cada vez más países apuestan por el folklore en su producción creativa. Ningún elemento escapa al fenómeno del que España forma parte

En los últimos años, grandes obras inspiradas en la tradición de cada país han conseguido un notable éxito a nivel internacional: The Witcher, basada en las novelas de folklore polaco, Francia con el salto de Arsène Lupin a la pantalla o las novelas de Sherlock con un giro actual en Enola Holmes. Incluso Estados Unidos se ha sumado a esta corriente con los filmes de Elvis y Blonde. En el ámbito musical también surgen nuevos sonidos como Maneskin, de origen italiano, el auge del k-pop, o Bad Bunny; nominados todos en las categorías principales de los Grammy 2023. La influencia de lo cañí ya es un hecho.


En el caso de España, la presencia que ha tenido el folclore a nivel internacional es abrumadora, aunque su reconocimiento ha estado limitado. Uno de los ejemplos más evidentes es en el caso de la alta costura. Muchos de los nombres más conocidos en toda la historia de la moda son españoles y sin embargo, los países que representan al gremio se reducen a París, Milán o Nueva York. En ocasiones se ve necesario recordar que maestros como Cristóbal Balenciaga, Paco Rabanne, o Manolo Blahnik tienen apellido español.


Aunque últimamente hay motivos para celebrar: en el panorama musical, artistas de la talla de C. Tangana han conseguido una notoriedad que traspasa la frontera. El último álbum de Pucho, El Madrileño, salió en 2021 y cuenta con tres Latin Grammy, así como varias canciones han alcanzado premios platino. La obra cuenta con múltiples y diversas influencias, principalmente sonidos latinoamericanos (rock argentino, corridos de México, bachata, bossa nova...), así como R&B de la mano de Omar Apollo o Ed Maverick. Una de las prioridades del disco fue "representar a gente joven rompedora. Gente que está hablando masivamente a los jóvenes, pero que no está haciendo lo que hace todo el mundo" en palabras del cantante.


Portada de El Madrileño. Fuente: Spotify

El álbum es vanguardista, creado por alguien que entiende que para que la tradición siga viva no puede mantenerse intacta: para formar parte del imaginario popular, hay que estar dispuesto a arriesgar. En palabras del propio artista "Hay que hacer más caso a todos los folclores. Y no hace falta indagar, ¿sabes? Sino tratar las cosas que te son comunes, de raíz, y tratar de incluirlas, modificarlas, maltratarlas, lo que tú quieras. Destrózalas, deshazlas, coge solo una parte, que todos los puristas te insulten... Mantener eso siempre te da un punto de originalidad".


No todo el mundo ha tenido el desparpajo de enfrentarse a ellos, sólo unos pocos como Rosalía, lo que ha causado innumerables polémicas. Quien no la critica por ser catalana haciendo flamenco, arremete contra ella por "profanar" el género; y el que consigue evitar ambas está decepcionado porque de vez en cuando haga reggaetón. El proyecto de la artista desde El Mal Querer hasta Motomami ha consistido en poner la mano en el fuego. La catalana, del mismo modo que hizo el madrileño, ha cogido innumerables referencias, y las ha mezclado y maleado hasta conseguir la obra deseada, lo que ha conseguido que grandes influencias se quiten el sombrero donde otros han dado la espalda.


Rosalía. Fuente: Vogue

Ambos artistas han sido cuestionados por cometer la bautizada como apropiación cultural. Es entendible y legítimo que ciertos colectivos no quieran ver su cultura mancillada o ridiculizada por motivos históricos. El problema surge cuando parte de esa opinión se ha reducido al absurdo de pensar que si alguien no comparte nacionalidad entonces no puede utilizar determinados recursos. Además de que es algo que ya lleva sucediendo desde hace tiempo: volviendo al flamenco, artistas como el mismísimo Camarón de la Isla exploró el género hasta la extenuación, llegando a contar con influencias disco, funky e incluso teclados electrónicos en La Leyenda del Tiempo. Así como Freddie Mercury interpretó canciones flamencas con guitarra eléctrica. Los artistas han de contar con la mayor cantidad de recursos posibles a la hora de crear y el hecho de que los horizontes y herramientas se hayan ampliado no es sino una buena noticia.


Camarón de la Isla y Paco de Lucía 1971. Fuente: Pinterest

Otra de las causas de que exista este fenómeno ha sido la globalización; gracias a la cual la humanidad a día de hoy vive conectada por encima de las fronteras nacionales. Se trata de un fenómeno poderoso que lleva en metástasis desde hace años, y como tal, afecta a todos los ámbitos imaginables. Esto ha permitido que (ahora más que nunca) el imaginario de cada país sea más accesible y se abra la puerta a que regiones con menor influencia puedan ser reconocidas. Es por ello que algunas de las obras que provienen de lo más castizo que ofrece cada nación, han alcanzado éxito internacional, alejándose de la hegemonía yankee que venía imperando hasta el momento.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page