top of page

El anime de Chainsaw Man ha llegado

Se estrena la esperada adaptación del manga de Tatsuki Fujimoto, cimentándole como uno de los autores del momento

El pasado 11 de octubre pudimos disfrutar del primer capítulo de Chainsaw Man, la adaptación del manga homónimo de Tatsuki Fujimoto, por parte de Mappa, el conocido estudio de animación encargado de adaptar otras obras famosas como Attack on Titan o Jujutsu Kaisen.


Chainsaw Man cuenta la historia de Denji, un joven huérfano que desde pequeño debe pagarle a la mafia la deuda que le dejó su padre. Pero, en este mundo, existen demonios que representan los miedos humanos, y, un día, Denji conoce al demonio motosierra, Pochita, con quien hace un contrato: ayudarse mutuamente para poder sobrevivir.


Denji y Pochita. Fuente: Twitter

¿Cómo llegó esta historia de la tinta a la pantalla?

Fuente: Norma Editorial

El manga de Chainsaw Man se publicó de diciembre de 2018 a diciembre de 2020 en la Weekly Shonen Jump, la principal revista japonesa de manga shonen (demografía que incluye a hombres jóvenes), donde también han nacido series tan conocidas como One Piece o Naruto. Actualmente, la parte dos del manga se publica, desde julio de 2022, en la Jump+, una revista online perteneciente a la misma compañía, con menos censura y más flexible en los horarios.


Durante su tiempo en la Shonen Jump, Chainsaw Man gozó de gran popularidad, habiendo vendido alrededor de cinco millones de copias llegado el día de su conclusión en 2020, día en el que también se dio a conocer que sería adaptado por Mappa. En septiembre de 2022 se registraron dieciséis millones de copias en circulación. Finalmente, un mes después, se retransmitió el primer capítulo de su versión animada.


¿Cómo fue la reacción del público tras el estreno? El capítulo fue recibido positivamente por los fans del manga y del anime en general, por su animación, banda sonora, actuaciones de voz y fiel adaptación, que mejora algunas de las secuencias originales, no por el cambio de medio (no hay medio mejor que otro), sino porque han sido expandidas en duración, lo que ha permitido frenar el ritmo frenético de los volúmenes y crear una atmósfera más tensa y cautivadora.


La calidad de la adaptación no sólo era importante para los entusiastas de la serie, sino también para el estudio. La pasión de Mappa por Chainsaw Man era palpable durante los dos años entre el anuncio y la salida del anime, y lo sigue siendo. Era frecuente escuchar que el estudio expandía sus oficinas para agrupar al creciente número de animadores independientes que se sumaban al proyecto por ser fans del manga, aunque hubo debate sobre si los animadores estaban siendo pagados injustamente con tal de poder animar la historia que tanto había significado para ellos, aunque esto más tarde se desmintió.

El presidente de Mappa, Manabu Otsuka, comentó que estaba interesado en adaptar más obras de Fujimoto (sobre las que hablaremos más adelante), y el director, Ryuu Nakayama (quien ya trabajó en Jujutsu Kaisen y dirigió su precuela, Jujutsu Kaisen 0), tuiteaba avances sobre la serie y el honor que significaba trabajar en ella. El empeño puesto en la adaptación también se puede observar, o, mejor dicho, escuchar, en su música: cada episodio tendrá una canción diferente de cierre (lo que se suele llamar un ending) de un artista diferente, al contrario que la mayoría de las series, con un solo ending por temporada. Además, su opening (canción de apertura o intro) está llena de referencias cinematográficas, dada la importancia que tiene el cine para Fujimoto.


No es extraño, entonces, suponer que Chainsaw Man será uno de los animes del año por la emoción que suscita tanto a sus fans, viejos y nuevos, como a sus creadores, quienes la han marcado con un sello de calidad. Pero ¿qué significa el estreno del anime de Chainsaw Man para Tatsuki Fujimoto, el autor original?

Avatar de Fujimoto

Para empezar, hay que decir que a Fujimoto le gustó el primer episodio. Así lo expresó en Twitter, donde publica bajo el nombre de Koharu Nagayama, su supuesta hermana pequeña. La aprobación del autor original es importante en lo que adaptaciones se refiere porque puede dar paso a más de sus obras siendo animadas, algo relevante en este caso si tenemos en cuenta las palabras de Otsuka.


Sin embargo, creo que lo más significativo para Fujimoto será la mayor exposición del público general al resto de sus obras sin necesidad de adaptarlas. Es sabido que una adaptación hace que el manga original de esa obra se venda mucho más. El caso más significativo de esto es, seguramente, las ventas desorbitadas de Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba o Guardianes de la Noche en España) después del lanzamiento de su primera temporada en 2019. Pero, como iba diciendo, la subida de volúmenes vendidos no sólo afectará a Chainsaw Man, sino a todo el catálogo de Fujimoto. Repasemos su carrera brevemente.

Fuente: Norma Editorial

En 2011, con 17 años, publicó Niwa ni wa Niwa Niwatori ga ita (Dos pollos en el patio). Fujimoto ya dejaba ver que prometía como autor, al publicar y recibir una nominación a un premio mensual de la Jump SQ (otra revista de manga) a una edad tan temprana. Entre 2011 y 2016 publicaría otros siete one-shots (historias cortas), que dejarían clara su personalidad como creador y le darían la oportunidad de trabajar en su primera serialización, Fire Punch (2016 – 2018).

Fuente: Normal Editorial

En Fire Punch, Fujimoto le quitó la correa a su estilo e imaginación y sentó las bases para lo que sería Chainsaw Man: humor negro y absurdo, momentos impactantes, narrativa acelerada, violencia muy sangrienta, personajes con personalidades exageradas y una clara influencia y amor por el cine en sus paneles. Durante la publicación de Fire Punch hasta el comienzo de Chainsaw Man, Fujimoto publicaría dos one-shots más. De sus diez historias cortas, ocho están recopiladas en dos volúmenes: Tatsuki Fujimoto Historias Cortas 17-21 y 22-26, cuyos títulos hacen referencia a la edad del autor, y es que es sorprendente que un mangaka tan joven haya conseguido tanto en tan poco tiempo, pero la cosa no termina ahí.


Después de dibujar Chainsaw Man, entre la primera y segunda parte de la serie, Fujimoto publica sus dos one-shots más famosos y virales, Look Back (2021) y Goodbye Eri (2022), dos historias no-tan-cortas más pausadas y reflexivas, donde su estilo es aún notable pero que desarrollan su manera de narrar hacia algo más sutil. Esta exploración necesitaba una longitud mayor: mientras que la mayoría de los mangas cortos tienen entre cuarenta y cincuenta páginas, Look Back llega a las ciento cuarenta y Goodbye Eri lo sobrepasa con doscientas. Su sorprendente número de páginas fue otra de las razones para que estos one-shots se volvieran tan populares.

Look Back (España) y Goodbye Eri (Japón)

Su última historia corta, Just Listen to the Song (su primer trabajo no dibujado por él), la publicó, adecuadamente, unas semanas antes de estrenar la segunda parte de Chainsaw Man, pues en ella ilustra el impacto de su obra sobre el público, la necesidad de éste de analizar cada detalle en vez de simplemente disfrutar de la historia, y la presión de tener que enfrentarse a expectativas tan altas.

Just Listen to the Song

Este artículo no contiene spoilers, pero podemos asegurar que la segunda parte de Chainsaw Man continúa en la misma línea de calidad que la primera, influenciada por las mejoras de Look Back y Goodbye Eri, y que Tatsuki Fujimoto no va a decepcionar en un futuro próximo. Más bien todo lo contrario. La adaptación de Chainsaw Man no sólo le traerá fama a la serie, sino que elevará y consagrará a Tatsuki Fujimoto como uno de los mangakas más importantes de la década, y, tal vez, con el tiempo, de la historia.


Mientras tanto, en España podemos disfrutar de sus obras de la mano de Norma Editorial: Tatsuki Fujimoto Historias Cortas 17-21 y 22-26, Fire Punch, la primera parte de Chainsaw Man y Look Back. Goodbye Eri y la segunda parte de Chainsaw Man están aún por ser confirmadas. El anime lo distribuye la plataforma de streaming Crunchyroll.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


コメント機能がオフになっています。
bottom of page