top of page

Entrevista a La Vida de Jaime: "La música es el canal de mis emociones"

Hablamos con Jaime sobre su labor como DJ, la música que le apasiona, la escena nocturna y sus proyectos

La vida de Jaime es una muy curiosa. Jaime Ojeda se nos presenta como un amante de la música, concretamente del Hip Hop estadounidense, música que intenta llevar a su terreno como DJ entre Málaga y Madrid. También es un apasionado periodista que ama hacer divulgación sobre temas de geografía, política, y por otra parte es miembro fundador de la agencia de comunicación Katibu. Hoy hemos venido a hablar con él sobre su labor como DJ, su historia de fondo, y en definitiva, a que nos cuente su vida (Nunca mejor dicho).


-¿De dónde vienes y que has estudiado?


Nací y me crie en Málaga, donde estudié periodismo en la UMA. Estuve un tiempo trabajando como periodista gracias a unas becas tanto en una delegación en Bruselas como en el Parlamento Europeo, después en una agencia en Madrid, más tarde en Canal Sur. En 2018 fundé Katibu junto con mis dos compañeros y hoy en día seguimos trabajando ahí.


Entrevista a La Vida de Jaime. Fotos: Irene Martínez.

-¿Cómo es el paso a ser DJ?


Mi formación es completamente autodidacta, veía vídeos de DJs que me molaban e intentaba imitarlos. Cuando trabajaba en el Parlamento Europeo y ganaba algo de dinero me compré mi primera mesa de mezclas pero fui muy poco constante. Cuando montamos la agencia hicimos un evento cultural con algunos artistas locales y ahí pude pinchar delante de gente. Empecé a pinchar de forma más progresiva, y en Málaga me empezaron a llamar de algunos sitios porque mi rollo era distinto. Después de la pandemia me compré una mesa en condiciones y me lo empecé a tomar en serio. Al final una cosa ha ido llevando a la otra, pero la primera Casa Pepa fue sin duda un punto de inflexión en el que vi algo de futuro en esto.


-¿Cuál es tu situación actual a nivel profesional?


Las cosas en el mundo de la noche son muy volátiles, pero ahora estoy cómodo en Casa Pepa. Tengo proyectos a largo plazo, como lanzar un EP en el que quiero dar un salto de calidad. Aparte de Casa Pepa, también estoy haciendo mi propia fiesta en Torremolinos (Málaga) que se llama Snapper Sound Machine, y también quiero llevar ese concepto de Casa Pepa a Málaga centro. Soy bastante ambicioso, me gustaría verme en Razzmatazz, salas chulas de Valencia, Murcia, Coruña… Por ponerte objetivos, me gustaría pinchar en Coachella. Yo creo en mi producto y estoy trabajando en ello poco a poco. Me encantaría cambiar la escena musical nocturna en Málaga, quiero innovar y mover a gente, ser un profeta en mi tierra a la vez que exporto mis propuestas creativas.


-Te has dejado ver recientemente en la Madrid Fashion Week ¿Qué tal por allí?


Álvaro Calafat es un diseñador de moda de mi barrio y teníamos amigos en común. Cuando le propusieron desfilar en Cibeles con su colección, me dijo que si me apetecía pinchar durante el evento porque quería crear una experiencia que mezclase moda y música. Era algo que no había hecho nunca y me pareció una gran idea, que acabó saliendo muy bien.


-¿Qué te parece la relación entre la moda y la música que está floreciendo actualmente?


Creo que las líneas entre ramas artísticas están cada vez más diluidas. Como artista musical transmites tu mensaje a través de la melodía que compones, pero también a través de tu ropa y tu actitud. La estética también es muy importante en la música. Creo que es importante mandar un mensaje que sea coherente contigo mismo, tu mensaje es una mezcla de muchas cosas y hay que ser muy cuidadoso con todo lo que conlleva.


Entrevista a La Vida de Jaime. Fotos: Irene Martínez.

-¿Cuáles son tus principales influencias a nivel musical?


Me inspiran a nivel musical artistas como Kanye West, sé que es impopular pero me ha encantado siempre, pese a que ahora esté soltando paridas. Su música y su filosofía de vida siempre me han inspirado. También me gustan Kendrick Lamar, Stevie Wonder o Tyler The Creator. Este último me encanta como creativo, tanto con sus discos como su forma de vestir o su forma de hablar.


-¿Qué tal se te da a la hora de exportar esas influencias a tu labor como DJ?


Creo que nosotros como DJs tenemos que tener claro que nuestra labor es hacer que la gente se lo pase bien. Ningún DJ puede ser tan prepotente como para ir por libre sin prestar atención a la fiesta. El secreto está en meter sonidos que te gustan a ti una vez que la pista esté caldeada. Al final quiero gustarle a la gente respetando mis propios términos. Es muy importante conocer tu posición como DJ y pensar mucho en tu público. La gente cuando está de fiesta mira al DJ, y si él está disfrutando eso se contagia. A mí me interesa que la gente se fije en mí y me siga para poder llegar a más gente, y para eso tengo que adaptarme dentro de mi estilo.


-¿Cómo organizas tus sesiones como DJ?


Realmente no tengo ningún orden establecido. Cuando abro sesión y hay poca gente es cuando puedo poner la música que me gusta para ir llenando la sala. Me gusta ir cambiando los temas de forma progresiva para que la gente sienta que está formando parte de algo. También le doy mucho campo a la improvisación. El trabajo del DJ más allá de la mezcla es elegir la canción adecuada en el momento oportuno. Creo que lo que me diferencia a mí es que conozco la cultura del hip hop muy bien, pero también tengo referencia del soul de los 70 y los 80, el rock, R&B y demás. En definitiva, intento poner de todo en el momento en el que lo veo más adecuado.


-¿Cuál es tu opinión acerca de la fiesta nocturna “mainstream”?


Soy partidario de que cada uno se divierta como prefiera. Creo que siempre hay algo que funciona mejor a nivel de masas, y es lo que te encuentras cuando buscas irte de fiesta por primera vez en una ciudad. Mi consejo es que rasques un poco dentro de la cultura porque vas a encontrar espacios en los que te sientas mucho más cómodo. Es imposible que la fiesta “mainstream” funcione a nivel identitario con la gente, porque está hecha para gustar muy poco a mucha gente. Creo que ahora mismo la escena nocturna está bien surtida y ahora hay más opciones que nunca. Ya sea porque ahora con las redes sociales es más fácil encontrar tus comunidades o gracias a que creo que nosotros como jóvenes estamos evolucionando. Por ejemplo, los hombres estamos empezando a hacernos preguntas más existenciales y a renegar de los estereotipos del siglo XX. Creo que esto se traduce en la escena nocturna, y si lo miras en retrospectiva hemos evolucionado mucho para crear una cultura más variada. Todavía hay mucho campo para la innovación, pero yo estoy muy feliz con la escena actual.


Entrevista a La Vida de Jaime. Fotos: Irene Martínez.

-¿Qué es Casa Pepa para ti?


Casa Pepa es uno de los pocos sitios donde puedo ser yo mismo como artista. Nadie me dice por dónde tengo que llevar mi sesión y siento que le gusto a la gente. Es un proyecto en el que me siento partícipe, le tengo un cariño muy especial porque desde el minuto uno confiaron en mí y nunca me han cortado las alas.


-¿Tienes alguna referencia como DJ a nivel internacional o nacional?


A nivel internacional me encanta Folamour, un DJ francés que pincha funky-disco. He estado en sus sesiones y ha revolucionado la forma de pinchar en festivales de electrónica, creando un estilo propio con una personalidad súper fuerte. Jarreau Vandal también me parece la ostia, es el máximo exponente a nivel producción de lo que yo pincho en Casa Pepa, lo hace limpio, no falla una y su actitud es muy creíble. A nivel nacional me flipa Drea, creo que tiene una técnica brutal que se ha currado mucho y que no le he visto a nadie dentro de la movida urbana en España. Su sonido cada vez está más depurado, y creo que sus sesiones son increíbles. Batanero también me encanta, y no es por hacer la pelota. Creo que logra tener contenta a la gente y al mismo tiempo les ofrece algo bueno. Por último, Carlo hace una movida que no he visto que haga más gente en España, un house medio minimal con referencias de funky, disco, música brasileña… Es una movida que me gusta mucho.


-¿Cómo ves la percepción por parte del público de la labor del DJ?


Cuando pinchaba en Bando en Marbella la mayoría del público era extranjero, y se notaba esa cultura de ir a ver al DJ y dejarle hacer su trabajo. Creo que en España todavía queda un poco del legado de la cultura verbenera que se sigue notando. Por suerte, cada vez esto pasa menos y la gente ahora sale buscando otros tipos de música y ya se está quitando esa concepción de que solo se sale de fiesta para ligar. Creo que la generación actual de gente joven tiene mucha más empatía, tolerancia y respeto, un aire más positivo y abierto que las anteriores generaciones


-¿Cuáles son tus planes de futuro actualmente?


Mi objetivo para 2023 es crecer en cuanto al nivel de producción musical y dar el salto a (mínimo) toda España. Quiero estar en más festivales y creo que 2023 puede ser el año en el que dé un paso adelante.


-¿Qué es la música para ti?


Es el canal de mis emociones, la forma en la que consigo conectar con ellas, exacerbarlas y gestionar otros sentimientos. Es también la forma más fácil que tengo de recordar momentos porque suelo asociarlos a canciones. Julieta Venegas me recuerda a mi último viaje a Costa Rica, Natalia Lafourcade me recuerda a una casa que tuve con mi colega en Playamar porque me ponía Soledad y el mar por las mañanas y era un momento que me encantaba. La salsa, por ejemplo, me recuerda a mi infancia y a mi padre. En mi familia siempre ha habido mucha música, mi tío es el cantante de Danza Invisible, y sinceramente creo que mi vocación de ser DJ y artista viene de que mis primeros recuerdos vitales son de ir a ferias y conciertos de mi tío y quedarme alucinado con el humo, las luces, mi tío cantando y la gente disfrutando.


Entrevista a La Vida de Jaime. Fotos: Irene Martínez.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Komentarze


Komentowanie zostało wyłączone.
bottom of page