top of page

Entrevista a Mediodía: "Un grupo es como tener muchas parejas a la vez"

Damián, Bea, Manso y Eva, unidos por la música y Complunews, son los integrantes de esta banda, creciente en la escena indie madrileña y con influencia de Amaral  


Patricia Granada y Sofía Muñoz


El 30 de noviembre del 2022 nació Mediodía, un grupo de música indie conformado por cuatro jóvenes estudiantes de la Complutense de Madrid. La bajista, Bea, y el guitarrista, Damián, se conocieron disfrutando de unos conciertos, e inicialmente compartieron caminos en otro grupo. Sin embargo, tras el primer ensayo decidieron emprender juntos un nuevo proyecto. Con la necesidad de una vocalista para completar el grupo, decidieron publicar en la cuenta de Instagram de Complunews que estaban en búsqueda de una cantante. La respuesta fue abrumadora, y entre toda esa manera de solicitudes estaba Eva.


El primer ensayo tuvo lugar en la sala Metrónomo, un espacio que ofrece un local gratuito para los músicos madrileños. No obstante, Damián, que es de Guadalajara, no pudo entrar. En esta etapa, el batería que estaba en la banda decidió abandonarla. Fue entonces cuando Bea pensó en Manso. Gabriel, apodado como “Manso” ya los había ayudado en ocasiones anteriores, pero no fue hasta la primera vez que participó en uno de sus ensayos cuando estuvo seguro de que quería formar parte de Mediodía. Manso también conocía a Bea gracias a Complunews, “Esta banda existe gracias a la Complu”, afirma Damián. 


Mediodía por las calles de Madrid. De izquierda a derecha: Bea, Eva, Damián y Manso. Fuente: Mediodía.

En ese momento el grupo se llamaba Tragaluz, pero a Eva no le convencía del todo. Fue durante sus rutinarios paseos hacia la sala de ensayo frente al Hotel Mediodía cuando surgió la idea de llamar así a la banda. Cuando se percataron de que sus ensayos eran precisamente al mediodía, el nombre tuvo aún más sentido y supuso el empujón definitivo para adoptarlo. 


Desde la incorporación de Manso al grupo se conciben como una unidad cohesionada. Según Bea, “como dice mi profe de bajo ‘Un grupo es como tener muchas parejas a la vez’”. “Somos como una relación poliamorosa. Antes no, era más disperso. No sabíamos muy bien qué estábamos haciendo, era un proyecto más abierto. Ahora sabemos lo que estamos haciendo, tenemos un objetivo más común y todos intentamos darlo todo por la banda”, explica Eva.


Encontrar un batería es muy difícil, Manso opina: “Hay un poco de sequía, todos los baterías con los que hablo tienen como siete bandas y están en cuatro proyectos diferentes. Porque ser batería sí que conlleva darte cuenta de que no vas a ser el protagonista de ninguna manera, vas a estar un poco echado hacia atrás y a la gente no le gusta demasiado eso. Tienes que tener una personalidad bastante fuerte para que la gente se de cuenta de ti, que no seas solamente una base rítmica y ya está”. 


Con el grupo más asentado, Damián siente que han tomado visión de futuro. “Tenemos perspectiva, creo que sabemos que dentro de un año vamos a ser mejores todavía y yo creo que eso nos une más como banda”, sostiene Eva.  “Las letras son muy costumbristas. Esa es un poco la esencia, la vida, el día a día” explica Eva.


Coinciden en que la estética que mantienen, vibrante, colorida y desenfadada, tiene un toque infantil. Bea la describe como “Soy un crío de 5 años que lo está pasando mal”. Manso matiza, “Creo que forma parte de la escena en general de Madrid, es muy costumbrista, muy ‘estoy tirado en la cama, juego a la Play’… Pero sobre todo porque nos hace conectar bien con la audiencia. Es más bien de tú a tú, porque ya esta época de los dioses de la música como que no mola tanto. Mola más ir a ver a alguien a un concierto y ser capaz luego de quedar en su casa y charlar. O sea, que sean humanos, no sean como máquinas de hacer música. Es algo que mola bastante.”


Mediodía en concierto. Fuente: Mediodía.

Como banda encuentran inspiración en distintos artistas, para las guitarras en Cala Vento, para las letras en Jordana B, Alavedra, Cora Yako, El Diablo de Shangai, entre otros. Amor Líquido es otro de sus grandes referentes, de hecho la bajista de dicha banda será quien produzca sus siguientes canciones. No obstante es en Amaral donde encuentran su mayor inspiración “O sea, Amaral es como el centro musical, es como el Big Bang”, asegura Manso.


En cuanto a sus gustos musicales particulares, resulta evidente que son bastante distintos entre sí. La banda cuenta con playlists públicas en Spotify a las que añaden lo que están escuchando cada uno de ellos en el momento. Eva explica: “Ahí se ve claramente, que Damián, Bea y yo escuchamos indie de Madrid y Manso escucha rock, The Police y todo eso”.


Para Manso esta diferencia es importante: “En mi defensa, yo creo que es muy importante que en una banda los integrantes no tengan las mismas ideas. Si tienes un grupo en el que a todo le gusta un género y todo el mundo piensa que después de este acorde tiene que venir este otro, pues al final las cosas se pueden volver un poco sosas bastante rápido”. Mientras que a él le gusta más el rock, Eva se inclina hacia el jazz, Bea tiene predilección por artistas como El Andariego o Oda al Amor Efímero. En cambio, Damián escucha lo que el grupo percibe como previsible para él, disfrutando de La Paloma o La Trinidad, entre otros.


Ahora, todos coinciden en que la música es un pilar fundamental en sus vidas. “También es que el momento en el que tienes una banda, todo el mundo te pregunta” explica Damián. La música los sigue allá donde vayan, Bea incluso lleva un Walkman consigo ante la posibilidad de que su móvil se quede sin batería. Damián añade “Bueno y que al final, la mitad de nuestras amistades o incluso esta misma banda empezaron gracias a ir a conciertos”. 


Imagen de Mediodía. Fuente: Mediodía.

Desde mayo Mediodía ha dado cinco conciertos en distintas salas de Madrid. “El directo es muy guay, es lo mejor”, explica Eva. Uno de sus últimos conciertos fue en un concurso organizado por la Asociación musical de Getafe. Tres días antes del cierre recordaron que podían participar y tuvieron que montar la canción y el videoclip en tiempo récord. Pese a ello, pasaron a finalistas y acabaron ganando el segundo premio, una sesión de fotos valorada en 200 euros, que finalmente la fotógrafa optó por entregarles en efectivo debido a su saturada agenda. 


Esta remuneración es muy importante para una banda emergente “Nos viene perfecto para poder grabar que es nuestra intención más que hacernos fotos”, explica Eva. Su mayor problema como grupo es el económico porque grabar en estudio es muy costoso y resulta muy difícil que los resultados sean buenos. Los conciertos son una forma a través de la cual tratan de ganar dinero, pero sin ingresos ni contactos ven muchas dificultades a la hora de producir.


“Para tener una banda hace falta dinero, no se habla de lo mucho que te gastas en instrumentos o en ensayar que es un gasto fijo al mes. Además, cuando vas a tocar en una sala te arriesgas a perder dinero. Es muy difícil hacer algo si no tienes contactos y dinero; al final, hemos tardado nueve meses en conseguir grabar dos canciones”, expone Damián. En Gabi, la bajista de Amor Líquido, han encontrado su recurso: les ha aconsejado cómo mejorar sus canciones y con ella van a producir sus próximos temas. 


El calendario de la banda tiene dos fechas remarcables, el 9 de febrero de 2024, fecha de lanzamiento de su primer EP, y el 16 del mismo mes, su próximo concierto. Ya han lanzado Morocco y Londres-Madrid, la primera más enérgica que la segunda, aunque ambas con tintes de nostalgia. Aún quedan por ver el resto de los temas que compondrán su EP y los próximos proyectos que Mediodía tiene entre manos. 


Mediodía en concierto. Fuente: Mediodía.





0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page