top of page

"Knocking on Heaven's Door", el éxito de Bob Dylan

Votada en 2004 como la 190 entre "Las 500 mejores canciones de todos los tiempos" por la revista Rolling Stone



Bob Dylan. Fuente: infobae

Septiembre de 1973, Knocking on heaven’s door se escucha por primera vez como parte de la banda sonora de la película Pat Garret y Billy el Niño, un drama del oeste. Bob Dylan, encargado de componer el elenco musical, esboza rápidamente las primeras líneas de la canción, “Mamá, quítame esta placa / No puedo usarla más”. La melodía debía acompañar una escena en la que el sheriff, Colin Baker, es herido de bala gravemente por Billy el Niño y mira moribundo a su mujer. Según confió Dylan al guionista de la película, Cameron Crowe, más allá de enmarcar musicalmente la escena, este buscaba enviar un mensaje de paz a América tras la guerra de Vietnam. El cantautor establece un paralelismo entre el sheriff herido y un soldado americano que se cuestiona en su lecho de muerte si realmente es digno de entrar a las puertas del cielo. “Mamá, pon mis armas en el suelo / No puedo dispararles más”, pide el hombre lamentando sus acciones.

Portada de la película. Fuente: Film Affinity

El sencillo, compuesto por cuatro acordes y un estribillo similar a una canción infantil, posee un patrón rítmico que se repite metódicamente a lo largo de toda la canción. En tonalidad de Sol Mayor, G-D-Am7-Am7 y después G-D-C-C. Según Clinton Heylin, el biógrafo de Bob Dylan, se trata de “un ejercicio de espléndida simplicidad”. La canción es una mezcla de géneros que va desde rock suave hasta góspel, pasando por folk y blues, pero lejos del característico sonido de la armónica del cantante de Minnesota. Está construida con una base de guitarra eléctrica arpegiada y guitarra acústica unidas a unos golpes de batería muy discretos y la voz reverberada de Dylan. Todo ello acompañado por un coro que logra mitificar y elevar la melodía, de una calidad musical superior al resto de canciones de la banda sonora.


La primera versión de la canción, con la imagen y voz de Eric Clapton y el arreglo de Arthur Louis, llega al número 29 en Francia en 1975. Su mayor éxito aterriza 13 años después, de la mano del grupo de hard-rock americano Gun’s N’ Roses. Alteran totalmente la melodía presentando una balada de estilo rock desgarradora que consigue llevarse el número 2 en Reino Unido. La característica voz rota de los músicos del grupo, junto a una mayor presencia de guitarra eléctrica que sustituye a los coros, suprime todo rasgo del folk propio de Dylan. El resultado es una canción nueva perfectamente adaptada a la forma del grupo, que borra la esencia del compositor original, pero mantiene intacta la letra, exigencia del propio Dylan. Hoy, el sencillo disfruta de un éxito y reconocimiento mayores junto al grupo californiano, mientras otros autores como Bon Jovi, Bruce Springsteen, Phil Collins o U2 entonan también su propia versión.

Gun's N' Roses. Fuente: La Tercera

La letra de la canción solo ha sido versionada una vez desde su lanzamiento en 1973. Dylan permitió a Ted Christopher, un compositor escocés, introducir una estrofa adicional en la partitura original en memoria a los 16 niños asesinados en la masacre del colegio de Dunblane, en el norte de Edimburgo. Thomas Watt Hamilton, vecino del pueblo entró la mañana del 13 de marzo de 1996 al colegio de primaria y disparó a quemarropa a los niños que se encontraban en clase de educación física, suicidándose después. Christopher añadió, “Esta ciudad nunca será la misma / Así que para los niños de Dunblane / Pedimos por favor nunca más", convirtiéndose en un himno.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page