top of page

Lo que el agua se llevó: Tragedia en Nazaré

Fallece el surfista Marcio Freire tras un fatídico accidente sobre las olas gigantes de Nazaré, una localidad costera en Portugal con una curiosa evolución económica durante el último siglo

El pasado jueves 5 de enero se confirmaba la peor de las noticias para el mundo del surf y, por ende, para los vecinos y vecinas de la localidad portuguesa de Nazaré. El surfista brasileño Marcio Freire perdía la vida tras cabalgar algunas de las olas más prominentes sobre la faz del planeta. Y es que desde hace más de quince años, los surfistas profesionales de todo el mundo comenzaron a viajar a Nazaré para adentrarse en las aguas de la Praia do Norte. Situada a apenas un kilómetro del casco histórico de Nazaré, esta inmensa playa había sido desde tiempo inmemorial un lugar prohibido para sus habitantes. Considerando la fuerte tradición pesquera que sustentó sus vidas durante décadas, el miedo al poderío del Océano Atlántico frenó cualquier pretensión de hacer uso de la Praia do Norte.


Sin embargo, con el incremento de popularidad que ha sufrido el surf en las últimas décadas, los nazarenos vieron una oportunidad de crecimiento económico en aquellas mostruosas olas. Desde entonces, son cada año más turistas y deportistas profesionales los que visitan Nazaré para disfrutar de este espectáculo natural, lo que ha aportado un renombre internacional a esta pequeña localidad portuguesa que ahora se nutre también del turismo durante los meses de verano.

Gigantesca ola avistada en Praia do Norte. Fuente: Science

Así fue como en 2017, el surfista brasileño Rodrigo Koxa consiguió el Récord Guinness por la ola más alta jamás surfeada, con una altitud de 25 metros. El record femenino lo comparten Justine Dupont y Maya Gabeira, habiendo surfeado olas de 21 metros de altura.


Y todo eran buenas noticias, momentos para la historia, récords y felicidad hasta que el pasado jueves 4 de enero, las monstruosas olas de Nazaré tuvieron la mala fortuna de llevarse consigo a uno de los grandes surfistas del panorama internacional, el brasileño Marcio Freire. Este originario del estado de Bahía, emigró a las costas hawaianas con tan solo 23 años, donde practicó el surf como un hobbie gran parte del tiempo, compaginándolo con múltiples empleos en la isla de Maui y con el cuidado de sus dos hijas. Desde hacía años, había adoptado la costumbre de viajar periódicamente a Nazaré para surfear sus olas.

Marcio Freire surfeando una ola. Fuente: BNews

El mundo del surf se encuentra actualmente conmocionado por la pérdida, y seguramente ya pensando en cómo mejorar las medidas de seguridad para que accidentes como este no se vuelvan a repetir. Y es que las olas de Nazaré poseen una fuerza descomunal, lo que obliga a cualquer surfista a estar acompañado por un equipo de asistencia continuada a bordo de motos acuáticas. Sin embargo, en esta ocasión, nada pudieron hacer por salvar la vida del surfista brasileño tras remolcarlo a la Praia do Norte.


Sin duda es una historia conmovedora porque nos recuerda el poderío que posee la naturaleza y embadurna nuestras aspiraciones de humildad. Las olas de Nazaré seguirán siendo surfeadas por mucho tiempo pero además de alegrías e imágenes espectaculares, también nos han de aportar un profundo respeto hacia la fuerza del mar. Y es que cabalgando las gigantes olas de Nazaré, los surfistas son tan solo una gota insignificante bailando en la inmensidad del océano.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page