top of page

Lo que Hora de Aventuras me enseñó del amor

Lo que vemos y disfrutamos en nuestra infancia y adolescencia ayuda a definirnos en nuestra vida adulta, y hay series como esta que desde pequeños nos enseñan con pinceladas lo que es el amor

Al comienzo de la quinta temporada de Hora de Aventuras hay una escena que se las apañó para quedarse grabada en mi cerebro. No es una escena importante, de hecho es bastante banal, pero había una sinceridad atroz en uno de los personajes que me dejó reflexionando sobre los mensajes que nos inculcan estas series desde que somos unos chavales. La escena en cuestión tiene lugar en el cuarto del tiempo de Prismo. Mientras que él y Jake charlan en el jacuzzi, Prismo suelta unas declaraciones cuestionables:

"Tío, paso de novias porque paso de discutir cada noche sobre dónde ir a cenar. Sin novia me quedo tirado en el sofá hasta que tengo hambre y me jalo cualquier cosa"

Finn y Jake frente a Prismo en el cuarto del tiempo. Fuente: Fandom

Tras escuchar esto, Jake le responde que su visión de las relaciones apesta y le pregunta que si no se siente solo. Prismo responde cortante con un "tengo amigos". Esta breve discusión tan aparentemente estúpida e irrelevante vuelve a mi cabeza cada dos por tres. Y es que Prismo es un dios del tiempo que concede deseos, algo debe saber sobre el amor, ¿no?


Muchos de los personajes de Hora de Aventuras dan una gran importancia al amor en su desarrollo del personaje. La mayoría de ellos anhelan ser amados. Tenemos el ejemplo de la Princesa Bultos, en su búsqueda constante de seducir a un churri con sus bultos. También tenemos la historia del Rey Hielo, que recurre a la técnica de secuestrar princesas para sentir algo de calor en su helado corazón. El protagonista tampoco se escapa de esto, y es que Finn se pasa gran parte de la serie obsesionado con ganarse el aprecio de la Princesa Chicle a través de sus actos heroicos.


Princesa Chicle y Finn con la misma edad. Fuente: Fandom

Jake es el único personaje que desde el principio de la serie tiene pareja. Asistimos a muchos momentos importantes de su relación con Lady Arcoíris, y aquí se plantea un paralelismo entre ellos y el resto de personajes. El Rey Hielo, la Princesa Bultos y Finn piensan que para estar completos tienen que estar en una relación, tienen que tener a alguien. Ven a gente cercana a la que le va bien en el amor y desean eso mismo. Acaban cayendo en la trampa de siempre: idealizar y romantizar las relaciones. Conforme creces como persona te vas dando cuenta de lo inmaduro que es esto. Y lo cierto es que son personajes bastante inmaduros. Finn es un crío con mucho por vivir, la Princesa Bultos es una niña pija rica y ególatra, y el Rey Hielo es un anciano demente que ha perdido contacto con la realidad.


El Rey Hielo completamente fuera de sí. Fuente: Fandom

La búsqueda de este ideal puede llegar a hacerte mucho daño, pues en el fondo se debe a que no te quieres lo suficiente a ti mismo y le estás dando poder sobre ti a otra persona. Finn se pasa los días enteros con Jake, y tal vez ver desde fuera que tiene una relación le da envidia y le hace desear una situación similar para él. Lo que no sabe es que Jake tiene problemas de comunicación con Lady Arcoíris, que es un novio descuidado y que luego como padre -pese a sus buenas intenciones- deja mucho que desear. Nadie le enseña a Finn a distinguir patrones y prevenir peligros a la hora de tratar con alguien. Nadie nos enseña a hacer esto, lo aprendemos por nuestra cuenta. Por eso cuando la princesa Llama entra en su vida, pese a ser una fuerza abrasadora de la naturaleza que lo primero que hace es abofetearle la cara, no ve el peligro.


La relación entre Finn y la princesa Llama es el ejemplo más gráfico que he podido ver en una serie de animación "infantil" de una relación tóxica. Literalmente se trata de una chica volátil, hecha de fuego cuyo más mínimo contacto resulta abrasador. Finn está tan destrozado después de no ver correspondida la idealización que tenía con la Princesa Chicle, que se agarra a un clavo ardiendo (nunca mejor dicho). La relación dura unos cuantos capítulos, hasta que la propia Princesa Llama se da cuenta de la inmadurez de Finn, que tarda algo más en darse cuenta de lo peligrosa que esta era para él. La inocencia y la falta de experiencia le lleva a pensar durante más tiempo de la cuenta que todavía hay alguna oportunidad de que eso funcione.


Primer encuentro entre Finn y la Princesa Llama. Fuente: Fandom

Finn sale escaldado de esta relación. Su obsesión le dio a la Princesa Llama poder sobre él y esto le dejó una serie de cicatrices que le impiden volver a implicarse en una relación. Buscar ese ideal no suele ser la respuesta. Lo que hace después Finn es lo que debería haber hecho desde un principio, y es tomarse tiempo para trabajar en él. Se dedica a descubrir quién es realmente, aunque pensase que ya se conocía a sí mismo. Tienes que descubrir quién eres como persona para saber que es lo que buscas en una pareja. Si no sabes eso, no puedes estar más lejos de estar listo para una relación.


Las relaciones son complicadas, no vengo a descubrir América. Tal vez Jake tenga razón y requieren ese arrojo despreocupado pese a no tenerlas todas contigo. También puede ser que Prismo tenga un punto y es que hay algo de ventaja en eso de no tener que preocuparte por lo que vas a cenar cada noche. Lo que sí está claro es que todos, absolutamente todos los personajes de esta serie, al igual que nosotros, están descubriendo quiénes son para luego saber qué quieren; ya sean humanos, princesas, magos, perros mágicos o dioses. El problema aquí es que no eliges cuando toca y a veces simplemente debes compaginar estas dos actividades. Encontrar respuestas a estas preguntas internas es una labor que nos corresponde a todos de forma individual. Da igual lo que seas o de dónde vengas, nadie nace con las cosas claras.


Ese "tengo amigos" que suelta Prismo decido tomármelo como un recordatorio de que no estamos solos en este proceso, que si aprendemos a amar es en compañía, y para sentirnos seguros practicamos en un entorno en el que sabemos que es muy difícil cagarla. Eso representan los amigos para Prismo. Son una relación amorosa al fin y al cabo pero con el detalle de que en el fondo sabes que no se va a romper. Son un medio y son un fin, porque nadie aprende a amar sólo. Porque al final siempre va a haber alguien que se siente en el sofá contigo hasta que os entre el hambre y bajéis a jalar cualquier cosa.

Prismo y Jake siendo súper colegas. Fuente: Reddit

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page