top of page

Mathieu Amalric presenta su nueva película 'Ábrazame fuerte' en Cines Golem, Madrid

'Abrázame fuerte' es una película sobre el duelo y la pérdida, con un final que desmonta por completo las expectativas del espectador

El pasado jueves 24 de noviembre, Mathieu Amalric asistió a Cines Golem Madrid para el preestreno de su nueva película Abrázame fuerte. Amalric ha trabajado como actor de la mano de directores como Wes Anderson, Marc Forster o Julian Schnabel. No obstante, últimamente se dedica principalmente a la dirección cinematográfica.


Abrázame fuerte es una película sobre el dolor y la pérdida, retratados de una manera que se aleja de las formas de representación a las que el público está acostumbrado. Clarisse, interpretada por Vicky Krieps, abandona a su marido e hijos para emprender un viaje sin un rumbo fijo. A medida que la trama avanza, realidad y delirio comenzarán a entrelazarse en un filme que juega con lo que se muestra y lo que no, desmontando constantemente las expectativas del espectador.


Mathieu Amalric y Vicky Krieps en el rodaje. Fuente: Atalante Cinema

Todo aquello que pasamos por alto o que no llegamos a comprender a lo largo de la película cobra sentido a través de un desenlace que deja al espectador completamente impactado. Al menos, esa fue la impresión colectiva que la película dejó en el público de Cines Golem. Tras la proyección del filme, hubo un coloquio en el que el director, acompañado del crítico de cine de El Mundo Luis Martínez, compartió detalles sobre la película y su proceso creativo.


Luis Martínez, Mathieu Amalric y su intérprete en el preestreno. Fuente: Celia Sánchez

Amalric no se limita a presentar una forma poco convencional de lidiar con la pérdida por parte de la protagonista, sino que el filme constituye un reflejo de la propia mirada de Clarisse. “Yo estaba enamorado del acto de imaginación de ella, todo se adapta a su imaginación. El pensamiento se transforma en actos y gestos”, cuenta Amalric en el coloquio. Lo cierto es que la imaginación del propio espectador también tendrá un papel fundamental, pues uno va elaborando sus propias hipótesis y suposiciones a medida que la narrativa avanza, hasta que el final es desvelado y aclara todos los interrogantes.


“No había que respetar la muerte; había que exaltar la vida”, afirma Amalric. El director cuenta que la cultura japonesa fue una gran fuente de inspiración para él: “Viven con los ausentes de una forma muy natural. En Francia, a los muertos los excluimos, les tenemos miedo”.


Amalric cuenta que adaptar para el cine la obra de teatro de Claudine Galea, trabajar a partir de ese guion, “no fue complicado, sino apasionante”. Además, en la película aparecen personas que no son actores, como la mujer que regenta el hotel. Como curiosidad, confiesa que la primera escena de la película no estaba escrita en el guion, con Clarisse dando la vuelta a una serie de fotos mientras repite una y otra vez la palabra “recomenzar”. Durante el rodaje, los actores se hicieron fotos en la casa y a Amalric se le ocurrió esta escena “por el juego francés del Memory”. Por otra parte, el piano sí estaba en el texto. Amalric cuenta que él mismo era pianista, pero que se decantó por el cine por ser “una profesión menos rigurosa”.


Primera escena de 'Abrázame fuerte'. Fuente: Atalante Cinema

El director subraya que quería “desmontar la idea de que, por el hecho de ir al cine, tengamos que saber todo sobre alguien, todo sobre los personajes”, y es por ello que resulta prácticamente imposible separar lo que es un recuerdo o una proyección de lo que es la realidad. Para finalizar el coloquio, el crítico Luis Martínez concluyó diciendo que “se trata de una película sobre cómo construimos la memoria, la realidad y el dolor, y cómo eso nos construye a nosotros”.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


Die Kommentarfunktion wurde abgeschaltet.
bottom of page