top of page

'Pretty privilege': las ventajas de ser guapo

Pretty privilege se podría traducir como "los privilegios de la belleza" y hace referencia al éxito y a las oportunidades a las que puede acceder una persona solo por el mero hecho de coincidir con lo estándares de belleza de la sociedad en la que vive


Marilyn Monroe. Fuente: Traveler

La apariencia física de una persona puede, en muchos casos, marcar la diferencia. Digamos que el mero hecho de tener los ojos de un color u otro ya es un determinante para ciertos aspectos de tu vida. Es frustrante pensar que algo que depende completamente del azar como es la belleza, es capaz de cambiar vidas.


En la sociedad Occidental, a lo largo de la historia, siempre ha existido una red de relaciones de poder. En el siglo XIX, no tenía el mismo poder alguien rico que alguien pobre. Ni tampoco tenían el mismo poder las mujeres y los hombres, ni las personas negras y las personas blancas. Siempre ha existido un estatus, asociado a ciertos privilegios. Hoy en día sigue existiendo, aunque ciertas barreras se están superando.


Se podría decir que lo mismo ocurre con la belleza: las personas guapas tienen más privilegios, y quien diga lo contrario miente. Desde su infancia, las personas guapas van a recibir más atención que el resto, van a ser más tenidos en cuenta y, por tanto, van a conseguir más oportunidades en la vida para poder triunfar.


Nuestra apariencia física es lo primero que ven los demás de nosotros, es lo primero que mostramos al mundo. Si, por ejemplo, alguien tiene una apariencia que se englobe dentro de los estándares establecidos, tendremos una buena impresión de ella, nos resultará atractiva, y querremos acercarnos. Y no hace falta mencionar a la escala a la que llega la influencia de la belleza en las experiencias amorosas.


La belleza debe entenderse desde la clase. Los estándares de belleza no siempre han sido los mismos, y estos se moldean según la clase dominante de la época. En la Edad Media, ser guapo era estar gordo, porque era una época en la que escaseaba la comida en la mayoría de hogares. En el siglo XIX, la palidez era considerada bella, porque quien era pálido lo era porque no trabajaba. Hoy en día, sin embargo, la belleza se traduce en un cuerpo delgado, atlético y moreno, porque tenerlo conlleva una gran cantidad de tiempo libre para cuidarlo (que es lo que se valora hoy en día). Además, hay ciertos cánones que solo se pueden alcanzar, en la mayoría de casos, a través de la cirugía estética. Por tanto, quien pueda recurrir a ella es que tiene mucho dinero.


Cirugía estética. Fuente: Revista Clara

Los estándares de belleza y encajar en ellos supone una preocupación que ha estado presente en la vida de todos en algún momento. Puede desembocar en obsesiones, inseguridades, comparaciones e incluso desórdenes alimenticios. La redes sociales no han contribuido para parar esto, sino todo lo contrario. Tik Tok, sin ir más lejos, alimenta las inseguridades de los jóvenes y demuestra, una vez más, que el éxito puede depender de una cara bonita.


Miles de usuarios de dicha red social consiguen triunfar con su contenido a cuenta de ser atractivos, no porque realmente hagan algo diferente y original. Y es que, al final, todos los vídeos de Tik Tok que aparecen en recomendados suelen mostrar a un mismo tipo de personas: individuos con una belleza arquetípica. Esto es porque son sus vídeos los que se hacen virales, no los de personas con una belleza no normativa. Todo ello se vuelve un círculo vicioso que acaba alimentando los complejos de la población, que deciden, una vez más, no subir nada a Tik Tok porque "no soy lo suficientemente guapo como para que gusten mis vídeos".


En la industria de la música o el cine, parece que la apariencia física va por encima del talento para poder labrarse un futuro en la industria. Y ya sin hablar de la presión que se ejerce sobre las mujeres, mucho más que para los hombres. Lo cual no está solo presente en el campo de las artes, sino en la mayoría de las parcelas de nuestro día a día.


Muchas veces, conseguir el trabajo soñado, la pareja que te gusta, 'likes' en Instagram o, incluso, conocer a gente nueva, puede depender de tu apariencia. Animo a todo el que lea esto a que deje de preocuparse por su belleza porque al final del día no tiene ninguna importancia, y realmente a nadie le importa, y a quien le importe es que no merece la pena.


Cánones de belleza en la historia. Fuente: Twitter.





0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page