top of page

Quartararo salva el "match ball" de Bagnaia

Bagnaia pudo haberse llevado el título de pilotos en Malasia tras haberle recuperado 105 puntos al vigente campeón en ocho carreras

Fabio Quartararo, piloto del Monster Energy Yamaha, impidió que Francesco Pecco Bagnaia se alzara con el título de campeón del mundo de MotoGP en Malasia, acabando en el podio. El italiano, que pilota para el Ducati Lenovo, que ganó la carrera, llegaba al penúltimo circuito del campeonato con 14 puntos de ventaja sobre Quartararo, tras el 0 del francés en el gran premio de Australia. Su caída en el país oceánico causó el primer cambio de líder desde que se corrió en Portimão el gran premio de Portugal.


Quartararo tras su caída en el GP de Australia. Fuente: DAZN

Bagnaia aterrizó en Malasia como primero de la general, tras haberle recuperado 105 puntos a Quartararo desde el gran premio de Assen, justo antes del parón de verano. El corredor de Ducati no ha tenido un gran comienzo de temporada, pero ha remontado posiciones en el mundial en la segunda mitad del campeonato, ganando 7 de las 20 carreras del mismo. Bagnaia debía sacarle 11 puntos a Quartararo y que Aleix Espargaró, piloto de Aprilia y último disputante al título, no le recortara más de 3.


Los tres contendientes al título salían a mitad de la parrilla, 9º Bagnaia, 10º Aleix Espargaró y 12º Quartararo. No había sido un buen fin de semana para ninguno, con varias caídas para todos en los entrenamientos. Una gran salida del piloto Ducati le permitió a Bagnaia colocarse segundo al cruzar la meta por primera vez. Quartararo también ha ganado plazas en la salida, pero Espargaró no pudo estar a la altura y se ha despedido del título tras acabar 10º. En cabeza de carrera se encontraban Jorge Martín, Pecco Bagnaia y Enea Bastianini. El grupo perseguidor estaba conformado por Marc Márquez, Fabio Quartararo, Marco Bezzecchi y las Suzuki Alex Rins y Joan Mir.


Tras la caída de Jorge Martín liderando la carrera en la vuelta 7, Bagnaia se veía en cabeza acompañado de otra Ducati, la de Bastianini. Su perseguidor Quartararo se encontraba a más de tres segundos, por lo que, si entraban en juego órdenes de equipo, la carrera para Bagnaia estaba casi ganada. No obstante, Bastianini dio la sorpresa cuando adelantó a su compañero la próxima temporada, y entre ambos se disputó una pelea las últimas vueltas, de la que únicamente se benefició Quartararo. Finalmente, Bagnaia recuperó la posición cabecera en la vuelta 15 y la mantuvo hasta final de carrera. El "Diablo" se aferró al tercer puesto, que garantiza aplazar hasta Valencia la proclamación del campeón de la temporada 2022.


Bagnaia y Bastianini en las últimas vueltas. Fuente: Mundo Deportivo

Con 23 puntos de ventaja, la situación parece favorable para que Bagnaia gane el campeonato de pilotos para Ducati, por primera vez desde 2007, cuando lo hizo Stoner. De ser así lograrían ganar el triplete de títulos, pues ya se han alzado con el de equipos y el de constructores. Sin embargo, Quartararo no se lo pondrá fácil, y hará todo lo que esté en su mano para renovar el título que aún sostiene. La incógnita del próximo campeón del mundo de MotoGP se resolverá en Cheste dentro de dos semanas.


Bagnaia y Quartararo en el podio del GP de Malasia. Fuente: MotoGP

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page