top of page

Rafa Nadal está de vuelta: "No me he olvidado de jugar al tenis"

El tenista español regresa con una victoria frente a Thiem, tras su lesión del psoas ilíaco que sufrió el pasado año en el Open de Australia


Rafael Nadal sigue asombrando al mundo. Con 37 años y después de 349 días fuera de las pistas, el manacorí ha vuelto a jugar y lo ha hecho como sabe, con victoria. En este caso, Thiem y Krubler han sido las víctimas, en el Open 250 de Brisbane. Contra Thiem, dos mangas de 7-5 y 6-1 en hora y media de partido fueron suficientes para dejar pinceladas de su mejor juego. La magia de Rafa desconcertó al tenista austriaco que, tras su lesión en la muñeca derecha hace dos años y medio, no ha levantado cabeza.


Casi el mismo tiempo necesito para tumbar a Kubler, con un 6-1 y 6-2. Sensaciones brillantes del español que alimentaban la ilusión. Pero en cuartos, Rafa se encontró a un hueso duro de roer: Jordan Thompson. El australiano hizo uno de los mejores partidos de su vida para superar a un Rafa Nadal que desaprovechó tres bolas de partido.



Rafa Nadal celebra su victoria contra Thiem. Fuente: Marca

Más allá de la eliminación, Nadal ha conseguido algo más importante: ganar su batalla física y mental. “Hoy es un día importante y emotivo para mí. Después de uno de los años más duros de mi carrera, poder volver ante un gran público y jugar a muy buen nivel es para estar orgulloso; no me he olvidado de cómo se juega al tenis” dijo el tenista a los micrófonos de Brisbane tras el partido contra Thiem. Más tarde, en rueda de prensa, el manacorí afirmó que “su objetivo sigue siendo a medio plazo, en un par de meses intentar ser, de nuevo, competitivo”. Nadal ha demostrado con sus “drives” de toda la vida, los vuelos a la red y sus dejadas increíbles que todavía tiene mucho que decir. El objetivo es claro: el Open de Australia, que comenzará el próximo 14 de enero. 


En su primer partido, el público abarrotó el Pat Rafter Arena para ver el regreso del 22 veces campeón del Grand Slam. Un efusivo reconocimiento que se palpó con su entrada en las pistas, cuando sonó su nombre por megafonía o momentos antes del sorteo inicial. Cariño y ánimo que el tenista español respondió con su magnífico juego para culminar así con la primera victoria del año. No solo la grada se mostró feliz de su vuelta, jugadores como Alejandro Davidovich, Carlos Alcaraz o Novak Djokovic también celebraron su regreso. “La vuelta del rey” o “Súbete al barco de Nadal” son algunos de los mensajes que han circulado en redes para animar al tenista manacorí.



Éxitos y obstáculos


Rafa Nadal representa el mejor ejemplo de competitividad, sufrimiento y elegancia, tanto dentro como fuera de las pistas. Aquel niño que con tan solo 4 años jugaba con su tío Toni Nadal es hoy una de las grandes figuras de nuestro deporte. Campeón de España con 11 años. El tenista más joven en ganar en la ATP. En los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, consiguió el primer oro para el equipo español de tenis, año en el que alcanzó el número 1 de la ATP. Primer español en ganar el Open de Australia y el US Open. En total, 92 títulos individuales y 11 en dobles. Increíble. Pero Rafa no solo gana títulos. En 2008 también creó la Fundación Rafa Nadal y abrió en 2016 la Rafa Nadal Academy by Movistar, en Manacor, su ciudad natal. 



Nadal, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Fuente: Eurosport

Sin embargo, en la vida de todo jugador profesional siempre hay episodios grises: las lesiones. Un amplio abanico de ellas ha marcado la carrera de Nadal, la última en el psoas ilíaco de grado 2 en el Abierto de Australia de 2023. A este historial, se le suma el síndrome de Müller-Weiss, una enfermedad degenerativa del escafoides tarsiano, uno de los huesos del pie. Pero en cada partido, el balear demuestra que rendirse no es una opción. El éxito del manacorí se ha labrado con resistencia y capacidad para hacer frente a todo tipo de situaciones. Cuando crees que el límite llega, te das cuenta de que siempre se puede dar más, y Nadal es el mejor ejemplo de ello. 


Rafa se ha ido del torneo pero ya ha conseguido la primera conquista del año: su vuelta a las pistas después de un calvario. España mira con atención al Rey Mago de la raqueta, al Rafa Nadal de siempre que ha vuelto para poner a todos los pelos de punta. Corazón, fuerza y pasión en cada golpe. Máxima entrega en cada partido. Su futuro es una incógnita, un libro en blanco para sumar capítulos a una nueva historia que ya ha comenzado en Brisbane. Nadal, ya está aquí. 



0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page