top of page

Reseña de Knives Out 2: Glass Onion

Rian Johnson y Daniel Craig nos traen otro misterio, pero ¿está la secuela al nivel de la original?

Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion es la secuela de la película (casi) homónima de 2019, también dirigida y escrita por Rian Johnson, el que fuera encargado de dirigir y escribir el Episodio VIII de Star Wars. Los últimos Jedi fue una cinta como poco polémica, y es, sin duda, una de las películas más divisorias de la saga. Pero toda duda sobre la calidad narrativa y cinematográfica del director americano se disipó con la salida de Puñales por la espalda. Recaudó siete veces su presupuesto y recibió numerosas nominaciones, entre ellas, el Óscar a mejor guion original, consiguiendo algunas victorias.


Rian Johnson. Fuente: Variety

Además, revivió el género de los whodunnit, misterios sobre asesinatos al estilo Agatha Christie. Y es que para Johnson, el personaje de Benoit Blanc, interpretado por Daniel Craig (quien recientemente terminó su carrera como James Bond), es algo así como su propio Hércules Poirot: el detective que, pase lo que pase, siempre descubre la verdad. Este personaje no es importante sólo para el director y escritor, sino también para el propio Craig, quien está dispuesto a hacer más películas junto a Johnson. De hecho, una tercera película ya fue confirmada cuando Netflix compró la derechos para producir dos secuelas de Puñales por la espalda.


La primera de estas secuelas es la protagonista de este artículo, Glass Onion. Hay un tema interesante en esta película, y es que no hay un protagonista en concreto. En la original era Marta, el personaje de Ana de Armas, pero aquí, el reparto es mucho más coral. La cinta nos sitúa en Grecia, en la isla privada de un empresario multimillonario interpretado por Edward Norton, quien desafía a sus amigos ricos a descubrir a su asesino en un Cluedo cuyo tablero es toda la isla, pero lo que parece un juego de ricachones se irá torciendo poco a poco.


Póster promocional de la pelicula. Fuente: Tv Insider

Con el paso del metraje, se empieza a entrever un protagonista, pero, mientras que en Knives Out se comprende a Marta desde el principio empatizando con ella (lo cual es esencial para que nos importe que el misterio a resolver), en esta película, esa empatía llega mucho más tarde a favor de un giro de guion que, aunque sorprende, no atrapa como debería. Además, la historia tiene algunos problemas de ritmo. Hay una parte en concreto que se hace bastante lenta, ya que muestra información que ya se conoce, solo que desde otra perspectiva. Esta secuela es unos veinte minutos más larga que su predecesora, y es posible que alguna que otra escena se tuviera que haber quedado en el disco duro del editor.


Daniel Craig y Ana de Armas en Puñales por la espalda (2019)

No todo son puntos negativos, obviamente. Hay una clara evolución en la escritura y dirección de Rian Johnson. Su humor es más prominente y efectivo, y la fotografía más atrevida (hay una secuencia en concreto, de la que sólo diré que tiene que ver con las luces de un faro, que es espectacular). El uso de sus actores es más notable, ya que sus personajes son incluso más pintorescos que la familia Thrombey de la primera entrega. Sobre el elenco, decir que son un grupo de diferentes ricos y personas públicas que comparten una amistad desde hace tiempo con Miles, el personaje de Edward Norton. Entre ellos, tenemos a un influencer de Twitch de contenido dudoso, Duke (Dave Bautista), una ambiciosa gobernadora estadounidense, Claire (Kathryn Hahn), una modelo y diseñadora de moda algo ingenua, Birdie (Kate Hudson), y un científico que trabaja para Miles, Lionel (Leslie Odom Jr.).


Algo que Glass Onion cuida al mismo nivel que su predecesora es el trasfondo y la crítica social, un juicio de preocupación con la actualidad. Si la original Knives Out hablaba de los problemas de inmigración y racismo de Estados Unidos durante el mandato de Trump, la nueva reflexiona sobre la idealización de las personas ricas y su influencia sobre nosotros, especialmente como consecuencia de la pandemia, el confinamiento y las redes sociales. Si antes nos reíamos de los prejuicios de la familia Thrombey, ahora nos burlamos de la estupidez de aquellos cuya riqueza les hace estar alejados de la realidad.


El elenco principal de Glass Onion. Fuente: Digital Spy

En resumen, Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion trae, en mi opinión, algunas mejoras y algunos desaciertos. Aunque se queda bastante cerca de la original, es esta la que me sigue pareciendo la mejor de las dos, ya que sus miras están más centradas y sus objetivos, conseguidos con mayor eficacia. Por supuesto, esto no quiere decir que no se deba ver la nueva. Desafortunadamente, solo ha estado disponible en el cine durante una semana, pero el 23 de diciembre llegará a Netflix, donde también continúa la primera, por si no la habéis visto. Y si la habéis visto, os la volvéis a ver antes de ver Glass Onion. Esperemos que la confirmada tercera entrega consiga sobrepasar a estas dos.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page