top of page

#SeAcabó: Rubiales se niega a dimitir, pero es suspendido por la FIFA

El presidente de la RFEF ha sido suspendido provisionalmente de toda actividad relacionada con el fútbol durante tres meses

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), anunció en su comparecencia ante la asamblea de la Federación de Fútbol el pasado viernes que no va a renunciar a su cargo. La mayor parte de los medios confirmaban su dimisión la tarde anterior a la rueda de prensa convocada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, donde Rubiales, finalmente, desmintió las declaraciones de la prensa con un agresivo discurso. Sin embargo, la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha decidido suspender al granadino de manera provisional durante tres meses, tras abrirle un expediente disciplinario días previos.



El actual presidente de la RFEF lleva en el punto de mira desde el pasado domingo 20 de agosto cuando, durante la entrega de medallas de campeonas del mundo, Rubiales le dio un beso en la boca a la jugadora Jenni Hermoso. La futbolista comentaría más adelante que la acción, que quedó grabada y sería distribuida por los medios, la pilló desprevenida y que "no le había gustado".


El vídeo causó mucho revuelo en las redes sociales, y las primeras declaraciones de la opinión pública no tardaron en aparecer en contra de Rubiales. Éste, a pesar de su inicial negativa a disculparse en El partidazo de la COPE declarando: “Es un pico de dos amigos, no hagamos caso a los tontos y a los idiotas. Con todo lo que he pasado no estoy para gilipolleces ni para tontos del culo. Vamos a disfrutar de lo bueno y ni me comentéis cosas de pringados que no saben ver lo positivo”, publicó un vídeo pidiendo perdón por lo ocurrido en perfil de redes sociales de la RFEF.



No obstante, las disculpas de Rubiales no parecieron suficientes para la opinión pública, medios, jugadoras, mundo del deporte, política española, ni para el mismo gobierno de España. Se exigía la dimisión inmediata de Luis Rubiales de su cargo mientras más y más evidencias incriminatorias continuaban apareciendo a lo largo de la semana, incluyendo el vídeo donde el presidente celebró la victoria de La Roja tras el pitido final del partido en Sídney de manera irrespetuosa al lado de Su Majestad la Reina Letizia y la Infanta Leonor.


Algunas de las críticas más contundentes fueron emitidas por la vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz y la ministra de Igualdad Irene Montero, contra quienes arremetió duramente en sus declaraciones del viernes. En su discurso acusó al "falso feminismo" como lacra de la sociedad española, y señaló a las anteriormente mencionadas como responsables de su intento de "asesinato social".



Rubiales se escudó en la supuesta conversación previa al beso en la que Jenni Hermoso lo consentiría, pero que no cuadra con lo que se aprecia en el vídeo difundido. Con ello, anunció que no pensaba renunciar a su cargo de manera efusiva, repitiendo hasta cinco veces "no voy a dimitir", finalizando su comparecencia con el aplauso de gran parte de la asamblea.


La campeona del mundo y protagonista de la acción, Jennifer Hermoso, quien en un principio había optado por no realizar declaraciones personales sobre el hecho y dejarlo en manos del sindicato FUTPRO especializado en fútbol femenino, decidió emitir un comunicado oficial en el cual desmiente la supuesta conversación entre la propia jugadora y Luis Rubiales, asegura haberse sentido "vulnerable y víctima de una agresión", y exige tolerancia cero ante este tipo de comportamientos machistas.



Hermoso ha sido arropada mundialmente por sus compañeras y compañeros de profesión, medios nacionales e internacionales, y por la propia sociedad española. Más de ochenta jugadoras profesionales de fútbol español, incluidas las 23 campeonas del mundo, han renunciado a jugar con la Selección hasta que no se realicen cambios estructurales en la propia federación. Esta lucha se ha bautizado con el #SeAcabó, y ha trascendido al panorama nacional, y del fútbol.



A pesar de negarse a dimitir, Luis Rubiales tendrá que abandonar su cargo, al menos de manera temporal, tras ser sancionado por la FIFA durante noventa días. Sin embargo, esta no es la única mala noticia para el actual presidente de la RFEF, pues el Consejo Superior de Deportes (CSD) también ha decidido intervenir e iniciar los trámites para cesar a Rubiales durante treinta años ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).


Rubiales tuvo el apoyo de la asamblea ante la que compareció el pasado viernes, pero no será capaz de controlar las repercusiones que sus acciones ya están teniendo. Las jugadoras, que hace meses ya advirtieron de los fallos estructurales que tenía la RFEF en su selección femenina, han dicho basta y cuentan con el apoyo de la opinión pública y muchos referentes del deporte español, internacional, e incluso de otras industrias. #SeAcabó.


Recopilación de varios tweets apoyando a Jenni Hermoso. Fuente: Twitter


0 comentarios

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page