top of page

¿Serán los PIGS las nuevas potencias económicas?

Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España un año económico para el recuerdo pero ¿puede haber más?

¿Qué significa PIGS? Este término fue acuñado por la prensa inglesa en los noventa para referirse a los países con peor desempeño económico dentro de la UE. PIGS (cerdos, en inglés) englobaba a Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España,


¿Pero qué ha pasado para que nos podamos plantear esta cuestión? El pasado 24 de diciembre, la revista The Economist publicaba un artículo en el que analizaba el desempeño de los miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) , dentro de esta institución se encuentran la mayoría de la esfera occidental. Este ranking buscaba clasificar a sus miembros mediante la evolución respecto a 2021 con el cambio del PIB, inflación, IPC, rendimiento del mercado de valores y la deuda pública.


Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España han tenido un desempeño superlativo, convirtiéndose en los cuatro primeros de la lista a excepción de Italia que se descuelga al noveno puesto. Por lo tanto, se puede apreciar que en este curso económico los papeles se han revertido, ya que países más punteros como Alemania y Estados Unidos se encuentran a la cola en este clasificatorio.


Clasificación del desempeño económico 2022 (9 primeros puestos). Fuente: The Economist

La respuesta a estos sorpresivos resultados se esconde tras las actuales crisis. En lo tocante al PIB, esta subida se debe a que tras la pandemia se reanudó el turismo, principal músculo económico de los países mediterráneos. Mientras tanto, la inflación y el IPC no se dispararon drásticamente como en el resto de los socios, debido a la escasa dependencia de los suministros energéticos rusos. También se debe mencionar que estas naciones suelen tener grandes cantidades de deuda, por lo que en tiempo de inflación pueden desecharla de forma más rápida.


Atendiendo a lo anteriormente mencionado, se podría determinar que estas regiones han gozado de tan buen desempeño a causa de su modelo económico y posición geográfica. El primer punto queda patente cuando Alemania se ubica en el trigésimo puesto. El gigante germano es un Estado que apuesta por la industria y el comercio internacional de sus productos. Sin embargo, con el aumento en los costes energéticos su economía se ha estancado y con ello su tan famosa eficiencia.


Manifestación en Leipzig (Alemania) contra la subida de los precios de la energía. Fuente: REUTERS

Según el economista David Kohl, existen límites a la creación de riqueza mediante la industria. Si quieres ser más rico, y aumentar tu cadena de valor, tarde o temprano tienes que explotar el sector servicios. Por este motivo en tiempos de encarecimiento de procesos poseer un modelo económico bien optimizado y diversificado que incluya un sector servicios fuerte es indispensable. Y bajo estos fundamentos se explica el gran funcionamiento de los pueblos del mediterráneo.


Pero, ¿pueden los PIGS ser los nuevos amos de Europa? Para que esta premisa se llegue a cumplir, la crisis de suministros y materias primas debería comenzar a caer de forma gradual y paulatina. Esto permitiría que puedan mantener su rentabilidad económica explotando el sector servicios. Además, deberían explotar vía comercio internacional la ventaja competitiva de los precios de sus productos. Estas políticas solo serían útiles en un plano en el que el resto de la esfera occidental siga sobre pagando los costes, pero sin llegar a que esto se mantenga en el tiempo. Puesto que si perdurase esta crisis los mercados relacionados con los servicios se desplomarían.


En el tiempo que transcurriese entre el fin de la crisis y la situación de ventaja actual, estos Estados deberían reorientar sus modelos a la inversión en industrias punteras. Esto a su vez, tendría que ser acompañado de comercio internacional. Por otro lado, la supresión de gasto público superfluo y la llegada de administraciones políticas eficientes cerrarían este proceso. Lo más destacado de estas sería que apuesten por inversión de capital extranjero y la explotación del talento laboral nacional.


Reunión de los presidentes de España, Grecia, Italia y Portugal. Fuente: Europa Press

En definitiva, España y sus hermanos mediterráneos pueden alzarse y dar el do de pecho, pero para ello es necesario un proceso arduo y complejo. En el que de seguro sus propios aliados les tratarán de frenar para que no se impongan a las principales potencias ya establecidas en el bloque. Puesto que a los territorios hegemónicos estos les son necesarios como compradores y no les interesa que haya más competidores.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


コメント機能がオフになっています。
bottom of page