top of page

Simone de Beauvoir, la voz del feminismo existencialista

Simone de Beauvoir fue una autora de origen francés que se involucró en algunos de los movimientos políticos más importantes del siglo pasado, como Mayo del 68. Conocida por su libro El Segundo Sexo, aún es un referente en la literatura y en la lucha por los derechos de la mujer. Filósofa existencialista, sentó algunas bases del feminismo que conocemos hoy

Simone de Beauvoir. Fuente: LuciaLibri

Simone de Beauvoir nació en 1908 en el seno de una familia de la clase pudiente parisina. Recibió durante su infancia una buena educación. Si bien esta misma fue católica, la escritora rechazó tal doctrina durante gran parte de su vida.


Su pensamiento liberal la llevó a alejarse de su círculo cercano. Estudió filosofía en La Sorbona de París, donde conoció a Jean Paul Sartre, con quien compartió una relación basada en la libertad y la tolerancia (aunque también llena de controversia), la cual no acabaría hasta la muerte de él.


Tras acabar los estudios ejerció como profesora, hasta que volvió a su ciudad natal, París, donde siguió trabajando hasta el comienzo de la IIGM. Un affair escandaloso con una alumna suya provocó el final de su carrera docente. Otras aventuras destacables en su vida fueron las que mantuvo con el escritor Nelson Algren y el director Claude Lanzmann.


Simone trabajando como profesora. Fuente: Google

El éxito de su obra La Invitada, en 1943, la llevó a dedicarse por completo a la escritura.


Posteriormente y hasta 1960, mantuvo unos viajes junto con Sartre, en los cuales conoció a personalidades relacionadas con el comunismo, como es el caso de Fidel Castro o Che Guevara.


En 1949 vio la luz su obra cumbre: El Segundo Sexo, libro donde reivindica la igualdad de las mujeres frente a los hombres, el cual ha llegado a la actualidad como uno de los libros más importantes acerca de feminismo.


También cabe mencionar su implicación política: por ejemplo, en las protestas de Mayo del 68 o su posicionamiento en contra de la guerra de Vietnam o el dominio colonial de Argelia.

Además de su lucha por el feminismo, entre otros, es destacable su participación en 1971 en el Manifiesto de las 343, donde se encuentran las firmas de mujeres que se habían sometido al aborto, para reclamar el derecho a ello.


Siguió escribiendo hasta que falleció en abril de 1986, a los 78 años, en París.


EL EXISTENCIALISMO


Para hablar de Simone de Beauvoir, se debe hablar primero de existencialismo: esta corriente filosófica centra su análisis en la condición humana, la responsabilidad individual, la libertad o el significado de la vida. Para el existencialismo, el ser humano está en capacidad de construirse y decidir; no es un ser predeterminado, sino que construye su propio destino. El pensamiento existencialista y liberal de Simone de Beauvoir comparte muchas similitudes con el de Sartre, ya que ambos compartían ideas y existía una mutua influencia entre ellos.


Simone de Beauvoir y Sartre. Fuente: elconfidencial.com

¿QUÉ ES UNA MUJER?


Simone de Beauvoir fue la primera en tomar a la mujer como centro de su pensamiento filosófico. De este modo, articuló un nuevo problema filosófico: ¿Qué es una mujer?

Lo aborda desde tres puntos de vista: el ontológico (¿qué es una mujer?), el existencialista (¿qué significa ser mujer?) y el fenomenológico (¿qué significa vivir la experiencia de ser mujer?).

Este ha sido el punto de partida para las teorías de sexo y de género.


“NO SE NACE MUJER: SE LLEGA A SERLO”


La pensadora propone también cuestionar el concepto de mujer. No es un concepto ya dado, como asumen otros filósofos.

Simone de Beauvoir plantea que la distinción entre el ser del hombre y de la mujer puede estar determinado, pero no reducido al sexo. Argumenta que, si el sexo no puede definir el ser mujer, ¿entonces qué es lo que lo define?

A partir de esto plantea que el concepto de lo "femenino", con el que se ha identificado a la mujer, es una construcción social, y, por lo tanto, es independiente a su "esencia". Así llega a la formulación de su famosa frase: "No se nace mujer: se llega a serlo".


EL SEGUNDO SEXO


“Este mundo ha pertenecido siempre a los hombres”. Así es como empieza el libro más influyente de Simone de Beauvoir: El Segundo Sexo. Publicado en 1949, todavía es un referente feminista en la literatura.

De Beauvoir comenzó esta obra desde temas filosóficos que apenas se habían tocado y que se consideraban ajenos a lo político.

“Si toda existencia humana es definida por su situación, la corporalidad de la mujer y los significados sociales que se le atribuyen condicionan su existencia”. Hoy en día, la mujer todavía se realiza en el mundo como un cuerpo sometido a tabúes y estereotipos que sirven como excusas para legitimar discriminaciones sociales.

La autora defendía en su libro que hay inevitables dependencias entre nuestro cuerpo y nuestra mente, y que si la experiencia corporal condiciona la forma en la que nos enfrentamos al mundo, en el caso de la mujer esto tiene un efecto mayor.

En sus palabras, mientras “el hombre percibe su cuerpo como una relación directa y normal con el mundo (...), la mujer tiene ovarios”.

Desde la infancia, la mujer experimenta su cuerpo como algo que tiene que proteger, atenta a que sus movimientos no entren en contradicción con la feminidad que se espera que transmita.


El Segundo Sexo. Fuente: El Coyote

"LO PERSONAL ES POLÍTICO"


Hace de la reflexión sobre el cuerpo un tema central en el libro, anticipando el famoso “lo personal es político” del feminismo de los años sesenta.

Esta frase quiere decir que cualquier práctica social es susceptible de convertirse en un tema adecuado para la reflexión, discusión y expresión públicas.

El problema es que la división política entre lo público y lo privado relegó a las mujeres a un ámbito doméstico como si fuera su espacio natural y promovió su invisibilidad como sujetos políticos.

Aún hoy en día la presencia pública de mujeres, su reconocimiento y su prestigio siguen siendo inferiores al de los hombres.


¿DÓNDE ESTÁ LA RAÍZ DE LA DESIGUALDAD?


¿Por qué la mujer no es tan libre como debería ser? La autora parte de este tipo de preguntas para escribir El segundo sexo.

Comienza observando que un hombre no se hubiera planteado escribir un libro acerca de su situación en el mundo, porque su experiencia representaría la de todo ser humano. O que “hombre” sea la palabra que se utiliza para designar a toda la humanidad en su conjunto, cuando “mujer” solo representa al conjunto de las mujeres.

Por eso Simone de Beauvoir define a la mujer como alteridad, como el segundo sexo en situación de subordinación respecto al primero.


DEL ABSOLUTO Y LA OTRA


Partiendo de lo anterior, la escritora desarrolla la idea de "lo Otro“ (más bien, "la otra”), influenciada por las ideas de otredad de Hegel. Él es el absoluto, el sujeto, mientras que ella es la otra.

Defiende que el género femenino no está integrado en lo humano, sino que es más bien una extensión de este, mientras que lo masculino está ligado a la idea de lo humano como si fuesen sinónimos.

Simone de Beauvoir muestra a la masculinidad como la idea de un sujeto que se mueve por el mundo con libertad, creando su propia historia. Pone como ejemplo a Ulises, que viaja con independencia mientras que Penélope lo espera en casa como si ese fuera su único propósito en el mundo. Por eso la mujer existe como objeto antes que como sujeto.


Simone de Beauvoir. Fuente: Google

Cabe destacar que Simone de Beauvoir también desarrolló con profundidad teorías de gran interés acerca de la libertad del ser humano, la religión, la política y los derechos del ciudadano, entre otros. Sin embargo, en este artículo se ha pretendido abordar únicamente algunas de sus ideas en cuanto al papel de la mujer, las cuales la posicionaron como una de las escritoras y filósofas feministas más importantes del siglo XX.



"El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal“. -Simone de Beauvoir.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page