top of page

WSA Big Band: una nueva forma de entender el jazz

Walter Geromet, director de la WSA Big Band, nos habla de ellos y de sus últimas actuaciones

Lo que comenzó como un proyecto para permitir a sus alumnos tocar en grupo ha llevado a Walter Geromet a la creación de varias big bands a lo largo de los años. Una de ellas, la Walter Sax Academy Big Band, ofreció el pasado 21 de octubre un concierto en el emblemático Café Berlín de Madrid.

WSA Big Band en Café Berlín. Fotografía: Sol Fernández

“En una big band tradicional los vientos son saxos, trombones y trompetas, pero nosotros lo hacemos solo con saxos”, cuenta Walter, director de la WSA Big Band. Sin duda, se trata del signo distintivo de esta inusual big band, un proyecto que surgió hace más de diez años y que rápidamente comenzaría a crecer. “Yo vine a Madrid, empecé a dar clases de saxo y a reunir a bastantes alumnos, hasta que decidí juntarlos para que también tuvieran el placer y el aprendizaje de tocar en grupo”.


Actualmente, existen dos bandas con alumnos de la Walter Sax Academy, la escuela donde se imparte la formación. Estas son la WSA Big Band, formada por los mejores alumnos, y la WS-3G Big Band, la banda de tercera generación con alumnos amateur. “Bandas de metales ya hay muchas otras; ser una banda solo de saxofones es lo que nos hace distintos”, afirma Walter. No cabe duda de que los cantantes causan sensación entre el público en cada concierto: Yaiza López, Cris de la Osa y John O’Brien son las tres voces principales. “A mí no me gusta cambiar de voces; las voces son las que definen todo”, reflexiona Walter.


Yaiza López. Fotografía: Sol Fernández

Con tan solo dieciocho años, Yaiza es la más joven de los tres. Walter nos cuenta cómo llegó a la banda: “Uno de los proyectos que hicimos con la primera big band fue un musical que yo escribí. En el casting buscábamos a una niña que tuviera el sueño de ser cantante de mayor y elegí a Yaiza, que por entonces tenía ocho años”.


Cris de la Osa. Fotografía: Sol Fernández

Walter conoció a Cris de la Osa en un casting cuando ella tenía tan solo catorce años. “Cuando me planteé montar una nueva big band desde cero, llamé a Cris. Descubrí su talento, por así decirlo, cuando ella acababa de empezar”, cuenta Walter. Cris ha seguido dedicándose a la música y no ha parado desde entonces. Por su parte, John se incorporó hace cinco años. “Su voz fue la que más encajó por cómo se comportaba con la voz de Cris, pero también por su carisma”, confiesa Walter. Es habitual que John sorprenda al público con sus números de claqué, que no dejan a nadie indiferente.


John O'Brien y Walter Geromet. Fotografía: Sol Fernández

Thomas Wieland. Fotografía: Sol Fernández

En su último concierto, el solista invitado fue Thomas Wieland. Con tan solo diecinueve años, este virtuoso saxofonista sorprendió al público. Walter nos cuenta su llegada totalmente casual a la big band: “Él es de Estados Unidos y ahora está estudiando en Madrid. Me preguntó si podría hacer alguna colaboración y aproveché para que tocase ese día con nosotros”. La agrupación contó con una nueva incorporación a la percusión, Carlos Otero, que permitirá a la banda “diversificar sonoridades” y “dará juego a la hora de elegir repertorio”. Destacaron solistas como Roberto Sánchez (saxo barítono) y Gabriel Palacios (saxo soprano).


El próximo concierto de la WSA Big Band está previsto para el 20 de diciembre en la Sala Galileo Galilei, uno de los escenarios más icónicos del jazz en Madrid. La banda promete “nuevos arreglos y temas navideños en clave de swing con nuestros cantantes solistas”.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


Die Kommentarfunktion wurde abgeschaltet.
bottom of page