top of page

Roy Hodgson vuelve al Crystal Palace

Patrick Vieira no ha sobrevivido al segundo año del nuevo proyecto y deja al equipo a tres puntos del descenso

Al Crystal Palace le ha podido la impaciencia y ha decidido derrocar a Patrick Vieira del puesto de entrenador del primer equipo en favor de Roy Hodgson. El inglés se hará cargo de la difícil situación de los londinenses para los últimos 10 partidos de Premier League, en los que intentará alejarse del descenso para acabar en la zona media de la clasificación, como cada temporada desde que ascendieron en 2013.


Tras el parón por el Mundial, Vieira cosecha ocho derrotas, cinco empates y una sola victoria. Todavía no ha ganado en 2023 y ha sido eliminado de la FA Cup por el Southampton en tercera ronda (la primera en la que juegan los conjuntos de Premier League). Estos son los pésimos resultados que han acercado al equipo a los tres últimos puestos y echado a perder toda la renta obtenida durante la primera parte del año.


Un valle de rendimiento muy pronunciado en el que ha tenido la mala fortuna de enfrentar a toda la parte alta de la clasificación. siete partidos contra el ‘big 6’, cinco encuentros contra aspirantes a entrar en Europa y tan solo dos contiendas contra equipos presuntamente del mismo nivel o inferior. Además, Vieira no ha podido contar con Zaha, Eze o Andersen por lesión en la mayoría de estos partidos. Sumado a que estas situaciones se han traducido en un cambio radical en el estilo de juego al que los jugadores no han sabido sacar rendimiento, se ha terminado la confianza con el exfutbolista del Arsenal y con ello, el nuevo proyecto del club, que estaba sobre sus hombros.


Vieira dirigiendo al Crystal Palace. Fuente: World Football Index

Ya es la segunda vez que el Palace intenta modernizar ese estilo de juego, pasando de un esquema muy defensivo y directo a otro más ofensivo, de control de balón y más activo en defensa. En esta ocasión, el cambio fue igual de brusco y radical, pero parecía estar dando grandes resultados.


Los londinenses gastaron en el verano de 2021 más de 100 millones de euros en jóvenes talentos. Incógnitas que bajo la tutela de Patrick Vieira intentarían sacar el máximo potencial en su fútbol, como Eze, Olise, Doucouré, Guehi o Andersen. Un cambio de rumbo total, en el que las vacas sagradas dieron un paso a un lado para dejar paso a estas futuras estrellas. Ahora que el crédito parece acabado para el técnico francés, en vez de tratar de darle otra vuelta con un entrenador con ideas similares, la directiva volverá a contar con los servicios de Roy Hodgson, tirando por la borda la transición del último año y medio.


Zaha y Olise. Fuente: Daily mail

El experimentado mánager inglés vuelve (otra vez) del retiro y se vuelve a convertir en el técnico más veterano de la Premier League. El último entrenador inglés de la vieja guardia, que revolucionó el fútbol británico en su momento hace más de 20 años, pero que ya ha sufrido el cambio generacional del juego de posición español o el de transiciones alemán.


Hodgson hará lo posible para revertir una situación que se ha vuelto muy complicada en el norte de Londres. Ya conoce al equipo, al club y a la directiva. Pero la mayoría de los jugadores ya no son los mismos. En los partidos de este 2023 se ha visto que la plantilla no puede jugar a ese estilo de juego ‘rácano’ que trata de que pasen pocas cosas, no conceder oportunidades y aprovechar las pocas que tengan al contragolpe.


Sin embargo, el cambio de entrenador puede suponer un golpe de efecto, al menos, hasta final de temporada. Nuevas ideas que supongan un plus de energía, jugadores que quieren demostrar que pueden ganarse un puesto en el once inicial, con ganas y con la ilusión de hacer un gran papel para despedir la temporada 22/23 de la mejor manera posible.


La mayor fuente de esperanza reside en los diez rivales a los que enfrentará el Crystal Palace en Premier. Ocho de ellos están por debajo de los londinenses en la clasificación, lo que supone un arma de doble filo, al ser ‘6-points-games’ (encuentros en los que el perdedor no suma los tres puntos pero su rival directo en la lucha por el mismo objetivo sí lo hace). En principio, todos y cada uno de estos partidos supondrán un enfrentamiento directo y, viendo el estado de forma actual, deberán cambiar muchas cosas para que el equipo mantenga la categoría.


Muchas incógnitas, que hace no tanto tiempo parecían certezas, ante un cambio de entrenador precipitado que intentará mejorar la dinámica ante los partidos más importantes de la temporada. ¿Conseguirán mantener la categoría? ¿Volverá el próximo año un entrenador más propositivo para continuar el proceso de reconstrucción? ¿Seguirá una temporada más Roy Hodgson?


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page